EFESevilla

Cuatro nuevos casos de infección por listeria se confirmaron ayer viernes en Andalucía, frente a los 25 de la jornada anterior, con lo que desde que se decretó la alerta sanitaria el 15 de agosto 190 personas han sido diagnosticadas de listeriosis, de las que 98 permanecen hospitalizadas.

Según los datos ofrecidos este sábado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, de los 98 pacientes hospitalizados en centros públicos y privados, 36 de ellos mujeres embarazadas, ocho ya están confirmados como infectados por la bacteria y tres están en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Uno de los casos confirmados era el de un hombre de 72 años, enfermo terminal de cáncer de páncreas en tratamiento paliativo, que murió el viernes, aunque fuentes de la Consejería han dicho a Efe que está por determinar si el fallecimiento fue causado por la listeriosis.

Esta muerte sería la segunda del brote de listeriosis provocado por carne contaminada de la marca La Mechá, tras el de una mujer de 90 años.

Los cuatro nuevos casos confirmados ayer están localizados en Sevilla (2), Huelva (1) y Cádiz (1).

El 81,6 por ciento de los 190 casos ya diagnosticados en Andalucía se han producido en la provincia de Sevilla (155) y el resto en Huelva (17), Cádiz (9), Málaga (5) y Granada (4), mientras en las provincias de Almería, Córdoba y Jaén no hay casos confirmados.

En la jornada de ayer no se produjeron abortos ni infecciones en recién nacidos y 56 pacientes fueron dados de alta.

La distribución por provincias de los 82 pacientes ingresados en hospitales públicos es la siguiente: Sevilla (62), Huelva (14), Cádiz (1), Málaga (3), Córdoba (1) y Granada (1).

En hospitales privados hay 19 ingresados por sospechas de infección por listeria, 17 en Sevilla y dos en Huelva.

El portavoz del gabinete técnico creado por la Consejería de Salud para el seguimiento del brote de listeriosis, el doctor José Miguel Cisneros, ha señalado en el comunicado que la reducción en el número de nuevos casos confirmados y de hospitalizaciones que se produjo en el día de ayer "es necesario analizarla con prudencia hasta que en los próximos días se confirme la tendencia".

Según Cisneros, "la curva epidémica provisional establece que el periodo de incubación de la bacteria es más corto de lo habitual (tres días de promedio), si bien este periodo depende de la cantidad de alimentado contaminado consumido y de posibles factores de riesgo que tengan las personas que lo toman".

Por ello, teniendo en cuenta esta curva, es posible estimar que, a lo largo de la semana que viene, habrá una caída de casos, señala Cisneros.