EFESevilla

La Guardia Civil ha detenido en Sevilla a un ciudadano portugués por intento de homicidio de un miembro de la Guardia Nacional Republicana (GNR) de Portugal y por cometer en las provincia sevillana y en Huelva, junto a otro detenido, 38 robos de vehículo a motor, daños y robo con fuerza en las cosas.

El ciudadano portugués detenido, M.C.R.M., de 39 años, llevaba diez años en paradero desconocido y tomaba numerosas medidas de seguridad y protección porque le constaba una orden de detención y entrega o extradición portuguesa por un delito de homicidio en grado de tentativa con arma de fuego, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Por ello, y dada la complejidad y peligrosidad para el registro de la casa de Sevilla donde vivía, situada en el barrio de Torreblanca, junto a la cual tenía un coche de alta gama que había robado, se contó con el apoyo de Unidades Especiales de la Guardia Civil y de la Unidad de Helicópteros de la Zona de Andalucía.

Tras su detención, los agentes lo han puesto a disposición de la Audiencia Nacional, que ha iniciado los trámites para su extradición.

Los hechos se remontan a los meses de junio, julio y septiembre de 2018, cuando los agentes tuvieron conocimiento del aumento de varios delitos de robo en distintas localidades de las provincias de Sevilla y Huelva.

Tras las distintas gestiones realizadas, se comprobór que el robo de los vehículos se producía mediante la extracción del bombín de la cerradura, tras lo cual forzaban la cerradura de encendido tras extraer el inmovilizador electrónico, para lo que utilizaban un dispositivo electrónico que conectaban a la toma O.B.D. (On Board Diagnosis) del vehículo.

En el registro, los agentes intervinieron los dispositivos OBD utilizados para la sustracción de los vehículos así como numerosos efectos procedentes de los robos, como navegadores, inhibidores de frecuencias, terminales móviles, equipos de transmisión de radiofrecuencia y mandos a distancia de garajes de vehículos.

También encontraron llaves de vehículos, radios CD, dispositivos USB de almacenamiento masivo, cargadores móviles, datáfonos de pagos y una videocámara.

Al segundo detenido, M.D.G., español de 32 años, se le localizó en Gibraleón (Huelva).