EFESevilla

La Diputación Permanente del Parlamento andaluz ha convalidado los dos decretos leyes aprobados por el Consejo de Gobierno el pasado 30 de octubre para reparar los daños de las últimas lluvias torrenciales en Andalucía, sobre todo en las provincias de Málaga y Sevilla.

Se trata de dos normas -una para caminos rurales y otra de colaboración con las entidades locales- que forman parte de un primer paquete de ayudas aprobadas por el Ejecutivo andaluz, por un montante global de 37,7 millones de euros, en los que se incluyen 6,29 millones del Fondo de Contingencia y partidas propias de otras consejerías.

Estas ayudas obedecen a una primera valoración de los daños producidos en infraestructuras públicas y mediante las que se pretende atender las necesidades más urgentes correspondientes a reparaciones prioritarias.

El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, en su intervención ante la Diputación Permanente ha destacado la "diligencia y agilidad" con la que el Gobierno andaluz ha actuado para atender a las necesidades más urgentes.

Jiménez Barrios ha asegurado que estas ayudas no van a ser las únicas dado el enorme daño que se ha producido en medio centenar de municipios andaluces.

También ha explicado que el Gobierno andaluz "pretende que las entidades locales dispongan de los fondos necesarios para acometer esas actuaciones de emergencia en menos de un mes, desde que acontecieron esas intensas lluvias", de modo que los recursos "van a estar disponibles con carácter inmediato y de manera anticipada a la ejecución de esas obras".