EFESevilla

Los más de 30.000 trabajadores del sector del comercio de la provincia de Sevilla cobrarán a partir de ahora y hasta final de año los atrasos tras publicarse hoy el convenio colectivo en el Boletín Oficial de la Provincia.

Según fuentes de CCOO, en las empresas de más de 250 trabajadores los atrasos rondan de media 1.500 ó 1.600 euros, mientras que son menores en las más pequeñas porque en las grandes se ha acordado un plus compensatorio de 90 euros mensuales.

Tras la publicación en el BOP, las empresas tienen hasta final de año para pagar los atrasos de 2017 y 2018 y deben incorporar en la nómina la subida salarial pactada.

El convenio fija una subida salarial del 1,4% en 2017 y 2018 que los trabajadores tienen que cobrar antes de final de año con carácter retroactivo.

Además, en los meses restantes de 2018, las nóminas deben recoger la subida del 1,4 % correspondiente al año en curso.

Igualmente, se recoge una reducción progresiva de las horas de trabajo mejorando las licencias retribuidas y los días de asuntos propios.

La duración del convenio se extiende hasta diciembre de 2020 y, a partir de entonces, los sindicatos dispondrán de tres años para negociar el nuevo convenio, un tiempo en los que se mantendrán los derechos firmados.