EFESevilla

El PSOE-A ha celebrado este miércoles un acto con motivo del Día de Andalucía, que se conmemora el próximo domingo, en el que ha difundido un manifiesto que aboga por "repensar y replantear" sus políticas para adaptarlas al nuevo tiempo que llegará tras la pandemia del coronavirus.

"Nuevas políticas para una nueva Andalucía, que refuercen el Estado del bienestar y la protección social, recuperen la sanidad pública, construyan una alternativa económica de izquierda y avancen en transformación digital, industria verde, la Agenda 2030 y las nuevas Agendas Urbana", señala el manifiesto, que ha sido leído por la alcaldesa de El Granado (Huelva), Mónica Serrano, la regidora socialista más joven de Andalucía.

Así se ha abierto el acto celebrado delante de la Casa Museo de Blas Infante, en Coria del Río (Sevilla), al que sólo han podido asistir 25 personas, limitación establecida por las medidas de seguridad a causa de la pandemia, aunque se ha podido seguir a través de las redes sociales.

Organizado por el Grupo Parlamentario Socialista, en el acto ha intervenido la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, quien ha estado arropada por los miembros de la dirección del grupo, entre ellos su portavoz, José Fiscal, y los portavoces adjuntos Manuel Jiménez Barrios y Rodrigo Sánchez Haro, además del secretario de Organización, Juan Cornejo, y la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, entre otros.

"En el PSOE andaluz tenemos ya la vista puesta en el nuevo tiempo que llegará tras la pandemia", asegura el manifiesto, que agrega que el partido "está uniendo a su labor de alternativa política y de oposición, la reflexión y planificación para el nuevo tiempo social que se abrirá cuando dejemos atrás la crisis sanitaria, un proceso disruptivo que nos obliga a reinventar la Administración si queremos seguir siendo útil a la ciudadanía".

Convencido de que "hay futuro" para la autonomía andaluza "a pesar de las derechas y la extrema derecha y su discurso del odio", el PSOE-A defiende una recuperación sanitaria, económica y social "justa" en Andalucía, que "blinde" la sanidad pública, la educación y la investigación, y favorezca el empleo.

El manifiesto subraya que la Andalucía de la pospandemia "no puede estar en las manos insolidarias de las derechas", y apostilla: "Con el PSOE, en Andalucía hay futuro".

"Los andaluces han comprobado que el Estado del Bienestar, que vino de la mano de la autonomía, es imprescindible para superar grandes dificultades como la pandemia", recalca antes de recordar que el PSOE-A participó en esa lucha colectiva por la autonomía, con los ayuntamientos a la cabeza, al igual que ahora son "el primer frente de ayuda a la ciudadanía ante a la pandemia".

Frente a ello, critica los dos años del gobierno de derechas, un periodo "más que suficiente para comprobar sus profundas diferencias con las políticas justas y progresistas del PSOE".

"Un presidente (Juanma Moreno) y un gobierno alejados de la dura realidad que vive la ciudadanía, que sólo defiende los intereses de los que más tienen, que ha colapsado hospitales y centros de salud, que ha abandonado a los centros educativos a su suerte, que tiene exhaustos a sanitarios y docentes y que sigue sin ayudar a comerciantes, hosteleros y al sector de la cultura", critica.

Por su parte, la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha denunciado que la "injusta equidistancia" de Moreno Bonilla con la ultraderecha les permite "campar" por las instituciones y colocar "con impunidad" símbolos fascistas en el Parlamento autonómico, en referencia a la bandera de la Falange que colocó en dependencias de la Cámara una diputada no adscrita procedente de Vox.

En su discurso, ha reivindicado la "lealtad" con la memoria de quienes dieron la vida por la Andalucía que "soñó" Blas Infante, y ha garantizado que el socialismo andaluz mantiene "vivo" ese compromiso, a la vez que ha reclamado "respeto" para las miles de personas asesinadas que aún están en las cunetas.

"Veníamos denunciando que el pacto de intereses de la derecha y la ultraderecha que mantiene a Moreno Bonilla al frente de la Junta acabaría abocado al recorte de libertades y derechos" ciudadanos, ha recalcado.

Para Díaz, la "asignatura pendiente" sigue siendo la enseñanza en los colegios "de qué supusieron cuatro décadas de miedo y cuánto costó la democracia en España y la autonomía en Andalucía".

En este contexto, ha criticado a quienes cuestionan el Título VIII de la Constitución, lo que cree que supone poner en duda el Estado de Bienestar.

"Atacar a la autonomía es atacar a la sanidad pública y atentar contra la educación pública y el apoyo y el cuidado de mayores y dependientes como derechos esenciales", ha resumido.

En contraste, ha dicho que desde el PSOE de Andalucía se trabaja para que la pandemia hoy, como fue ayer la consecución de la autonomía, sea "un antes y un después para Andalucía", una tierra "solidaria, comprometida, verde en su industria y en la protección del entorno natural, una Andalucía del empleo que no deje caer a empresas punteras y tecnológicas para converger con otros territorios en España".