EFESevilla

La Guardia Civil ha detenido a seis personas en el aljarafe sevillano de una organización dedicada al robo de vehículos y ha intervenido diez kilos de hachís, ocultos debajo de la cama de un menor, y seis armas, una de ellas de guerra.

La Guardia Civil de Mairena del Aljarafe (Sevilla) tenía sospechas de que varias denuncias de robo de vehículos en el aljarafe tenían un denominador común y les llamó la atención que algunos de los vehículos sustraídos fueran coches con gran antigüedad e incluso una retroexcavadora, ha informado en un comunicado.

Los agentes localizaron una nave industrial en la localidad sevillana de Palomares del Río donde la organización trasladaba los vehículos, que eran utilizados por la organización empleando matrículas falsificadas que copiaban de anuncios de venta de coches de ocasión en internet.

Una vez identificados a todos los integrantes de la organización fue registrada la finca donde residía el cabecilla, que se encontraba allí junto a su pareja y a su hijo, y debajo de la cama del menor había una caja con diez kilogramos de hachís.

En dicho registro se halló un fusil de asalto de calibre 7,62, mismo tipo de arma que el conocido AK-47, con un cargador con munición, tres pistolas de diversos calibres y dos carabinas de aire comprimido modificadas para el uso con munición de escopeta, así como una plantación de marihuana, y objetos utilizados para el robo de vehículos.

Por estos hechos fue detenido el cabecilla del grupo como presunto autor de pertenencia a organización criminal, robo continuado de vehículos, falsedad documental, tenencia ilícita de armas y delito contra la salud pública, y el juzgado decretó su ingreso en prisión preventiva.

También fueron detenidos cuatro miembros más de esta organización.

La pareja del cabecilla fue posteriormente tras comprobar su presunta participación en algunos de los delitos y también se investiga a tres personas por su presunta implicación en la fabricación de placas de matrícula de manera fraudulenta utilizadas en los vehículos que sustraían.