EFESevilla

La imagen de la virgen de la Caridad, de la Hermandad de El Baratillo, luce el fajín de Franco a escasas horas de su salida en procesión por las calles de Sevilla, mientras sigue la investigación judicial abierta para determinar si hay “infracción penal” en la decisión de no prescindir de esta prenda en la salida.

La figura de la Virgen de la Caridad, con su fajín colocado, tiene todo previsto para salir en procesión por las calles de Sevilla a partir de las 17:50, cuando se inicie su estación de penitencia.

Desde muy temprano hay actividad en su capilla, con una misa a primera hora de la mañana y las puertas abiertas desde poco antes de las 10.00 para que las personas que quieran puedan ver las imágenes de cerca antes de la salida procesional.

Durante la mañana también se han acercado numerosos medios de comunicación para atestiguar que la imagen de la virgen lleva puesto el fajín, un hecho denunciado por la asociación de juristas 17 de Marzo, ante la cual el juzgado de instrucción 7 de Sevilla ha abierto la investigación.

Esta decisión del juzgado, que se produce pese a que la Fiscalía de Sevilla archivase días antes la denuncia de ese mismo colectivo al entender que los hechos "se inscriben en una tradición que dura años, sin que hasta la fecha hubiera escándalos ni conflictos", no obliga a la cofradía a retirar el fajín donado a la Hermanad por la familia del dictador Francisco Franco, puesto que no se le han impuesto medidas cautelares.

Tanto la Fiscalía como el resto de partes, además, tienen tres días -desde ayer- para interponer un recurso de reforma ante el mismo Juzgado de Instrucción y, con carácter subsidiario o por separado, cinco días para presentar un recurso de apelación.