EFESevilla

Andalucía ha incorporado a 10.120 personas al sistema de la dependencia durante 2020 y hasta marzo de este año, a pesar de las dificultades derivadas de la pandemia del coronavirus, y en total los beneficiarios suman hasta marzo suman 230.497 y las prestaciones 314.541.

Estos datos los ha expuesto la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en el que ha presentado un informe con el balance del sistema de la dependencia y ha afirmado que ha recuperado la normalidad tras un año de pandemia en el que ha destinado 1.639 millones para dependencia.

La consejera ha subrayado que Andalucía está a la cabeza en la gestión de la dependencia en España, según el observatorio nacional de este sistema, y tiene una puntuación media de 7,1 frente a la media nacional de 4,6 puntos, y ha vuelto a pedir al gobierno una modificación en la ley de la dependencia para unificar procedimientos y así agilizar los tiempos, así como un pacto para "blindar" la financiación ante el incumplimiento del ejecutivo con su parte del cincuenta por ciento en vez del 18 % actual.

Según el balance presentado, en el primer trimestre de 202, la agencia de Servicios Sociales y Dependencia (ASSDA) ha abonado más de 303 millones, de los que más de 290,54 millones corresponden a la financiación de servicios y prestaciones en materia de dependencia.

Del total abonado durante el primer trimestre en dependencia, 69,5 millones se han destinado al pago de las prestaciones económicas a las personas en situación de dependencia de Andalucía, donde a 31 de marzo 73.511 personas reciben la prestación económica por cuidados en el entorno familiar, 4.083 prestaciones vinculadas al servicio y 13 prestaciones de asistencia personal.

Para la financiación del servicio de ayuda a domicilio, que en Andalucía atiende a 104.875 personas, se han transferido a los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes y a las diputaciones 108,55 millones entre enero y marzo, 35 millones más que en el primer trimestre de 2020, un servicio con el que cuenta el 45% de las personas en situación de dependencia.

Al pago del servicio de atención residencial, se han destinado 79,88 millones con el que cuentan 24.034 personas en situación de dependencia y 21,54 millones al servicio de centros de día, que atienden a 12.463 dependientes, según el balance de Igualdad.

La consejera ha recordado que los centros de atención residencial y centros de día están atravesando una complicada situación debido a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia de la covid-19 y, por ello, hasta la fecha han recibido un pago extraordinaria de 11,8 millones para 1.184 centros.

Además, en 2020 se reforzó con 410 trabajadores sociales y personal administrativo la plantilla para la atención a la dependencia y ha avanzado que este año hay previsto otro plan de choque de personal.

La transformación digital ha sido otra de las herramientas que ha impulsado la Consejería de Igualdad y ya el 97% de los 2.227 centros de servicios sociales ha finalizado el proceso de implantación de la plataforma telemática de gestión de datos, que permitirá conocer y controlar los distintos recursos sociales en tiempo casi real, según la consejera.

Esta plataforma se gestó a mediados del pasado año cuando la crisis sanitaria obligó a acelerar los planes de transformación digital ante la necesidad de conocer, gestionar, controlar y evaluar el estado en el que se encontraban los distintos recursos que forman parte de la red de centros de servicios sociales en tiempo casi real, ha indicado.