EFESevilla

Los facultativos comunicaron el año pasado 124 agresiones a los colegios médicos, según ha anunciado hoy el Colegio de Médicos de Sevilla con motivo del Día Nacional Contra las Agresiones a Sanitarios.

Las provincias andaluzas donde se han registrado más agresiones han sido Sevilla y Málaga, un 55 % de ellas en atención primaria, seguido de atención hospitalaria (23 %) y urgencias hospitalarias (12 %), ha afirmado el presidente del Colegio de Médicos de Sevilla, Alfonso Carmona, en rueda de prensa.

Los tipos de agresiones más comunes son insultos y amenazas, con un 46 % y 42 % respectivamente, seguidas de las lesiones, que son mínimas, según Carmona, quien ha abogado por "cambiar la legislación" y ha pedido a los jueces que apliquen la ley "de forma contundente, ya que de lo contrario no se podrán erradicar dichas agresiones".

Las causas de la agresión son mayoritariamente por discrepancias con la atención médica, tiempo en ser atendido, informes no acordes a sus exigencias o discrepancias personales.

"Se puede poner un botón de pánico en cada consulta, pero no un guardia de seguridad, por lo que estas causas deberían de tener penas de cárcel o penalizar a la persona en cuestión con una multa", ha subrayado Carmona.