EFEMadrid

La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla) ha recordado que la mejor protección frente a los mosquitos transmisores de la fiebre del Nilo occidental es la prevención por medio de la adopción de medidas como el uso de repelentes y la colocación de mosquiteras.

El presidente de Anecpla, Sergio Monge, ha explicado en un comunicado que estos insectos del género Culex (C. perexiguus y C. pipiens) "desarrollan su actividad a primera hora de la mañana y al final de la tarde, evitando la exposición a las temperaturas más elevadas y más bajas", por lo que sugiere a la población que no salga de sus domicilios durante esas franjas horarias.

"Durante el resto del día se protegen entre la vegetación, escondiéndose del calor de estos meses de verano" y, además, su capacidad de vuelo "está limitada a un área no superior a siete kilómetros de los focos de cría", que están situados en zonas de agua estancada como las marismas, ha aclarado Monge, quien ha recomendado eludir también estas áreas.

Otros consejos son procurar dejar la luz apagada y, en caso de salir a la calle, evitar los perfumes intensos y vestir prendas largas y de tonos claros mejor que oscuros.

Según han asegurado desde Anecpla, los estudios llevados a cabo por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad han señalado que la especie Culex perexiguus es la responsable de la amplificación del virus entre aves y su transmisión a caballos.

Por su parte, la Culex pipiens, que al contrario que otras especies de mosquitos sí habita en el medio natural, es la principal responsable de la transmisión del virus de aves a humanos.

De este modo, los mosquitos se contagian del virus del Nilo Occidental cuando pican a aves infectadas, generalmente procedentes de África, y luego lo transmiten picando a los seres humanos y a otros animales mamíferos.

Por otro lado, la directora general de Anecpla, Milagros Fernández de Lezepa, ha apelado a la calma entre la ciudadanía ya que, a pesar de los 19 casos registrados de meningoencefalitis vírica en los municipios andaluces de Coria y La Puebla del Río, "normalmente las personas infectadas son asintomáticas" y esta enfermedad zoonótica no se puede transmitir de humano a humano.