EFEJaén

El director general de la Guardia Civil, Félix Azón, ha asegurado hoy que la Guardia Civil se erige como un elemento esencial para asegurar la convivencia en lo que hoy se está empezando a conocer como la "España vaciada".

Azón, que ha presidido el acto de entrega de diplomas a una de las promociones de suboficiales y de guardias más numerosas de los últimos años en la Academia de Baeza (Jaén), ha destacado que el 15 % de estos futuros guardias civiles son mujeres, la cifra más alta en la historia de este centro.

Algo que ha valorado como positivo, aunque ha dicho que hay que seguir trabajando hasta conseguir unas cifras de paridad necesarias y deseables en todos los ámbitos de la sociedad actual.

Ha destacado que la Guardia Civil está íntimamente ligada al ámbito rural, y que un gran número de agentes irán destinados a unidades de seguridad ciudadana, reforzando así las plantillas de los puestos para garantizar una presencia eficaz, porque "queremos contribuir a que esas zonas más despobladas tengan un futuro de prosperidad y esperanza".

Félix Azón también ha mencionado que este año es muy especial para la Guardia Civil, ya que celebra su 175 Aniversario siendo la institución más valorada por la ciudadanía, lo cual ha de llegarnos de orgullo, pero también debe ser un acicate para mantener y acrecentar esa confianza.

Ha enviado un recuerdo muy especial para los guardias civiles que entregaron su vida en acto de servicio, siendo la más reciente la pérdida del guardia civil Fermín Cabezas, fallecido en accidente de tráfico "mientras cumplía con su deber como servidor público velando por la seguridad de todos".

La 40 promoción de suboficiales que ha recibido sus diplomas hoy está formada por 200 sargentos eventuales, a los que hay que sumar otros 202 que han tenido su formación en la Academia de El Escorial (Madrid), de los cuales el 6 % de esta promoción son mujeres.

En cuanto a la promoción de guardias civiles, son un total de 1.857 alumnos (1.568 hombres y 289 mujeres) que han superado el período de formación en la Academia de Baeza y que se incorporan a continuación a sus destinos en prácticas.

Parte de los componentes de esta promoción, han sido los primeros que han completado su formación en el extranjero, concretamente, 120 alumnos han cursado parte de sus estudios como futuros guardias civiles en la Escuela de la Gendarmería Nacional Francesa de Dijon.