Sevilla, 5 dic (EFE). Medio centenar de profesionales y representantes sindicales han participado esta mañana en la cacerolada de protesta que ha marchado desde el Hospital Virgen del Rocío hasta la Delegación Territorial de Salud y Familias en Sevilla para denunciar los recortes en sanidad.

La protesta, convocada por las Juntas de Personal de los Hospitales Virgen del Rocío, Virgen Macarena y del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, ha contado con el respaldo de los sindicatos Satse, CCOO, Fate y USO y se han desmarcado UGT, CSIF y el Sindicato Médico, ha informado Satse en un comunicado.

Con esta protesta, los sindicatos continúan con las movilizaciones que llevan dos meses protagonizando en Sevilla para denunciar la falta de cobertura de las bajas y permisos reglamentarios del personal y los recortes en general que está aplicando el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Según la presidenta de la Junta de Personal del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, Reyes Zabala, el "personal se encuentra en situación de estrés e indignación por la sobrecarga laboral, elevando el riesgo de que se presenten elementos adversos para los usuarios derivados de las dificultades del personal para realizar su labor asistencial en unas condiciones mínimas de calidad y seguridad”.

Zabala ha sostenido que los contratos de un mes que se están realizando para Navidad son insuficientes y de corta duración, ya que "ni siquiera dan cobertura a las bajas y permisos reglamentarios del personal".

Asimismo, los portavoces de los distintos sindicatos han hecho referencia al cierre vespertino previsto de 23 centros de salud en Sevilla capital desde el 16 de diciembre al 7 de enero, una medida que han calificado de "economicista e inédita", ya que hasta la fecha solo se había realizado en verano.

Denuncian que este cierre supone un recorte de servicios a la ciudadanía e implicará en muchos casos que el usuario, ante la imposibilidad de ser atendido, acabe acudiendo a las urgencias de los centros hospitalarios o a los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), generando el "colapso al verse desbordados por usuarios aquejados por las patologías propias de las jornadas de mayor rigor climatológico".

En un comunicado el SAS ha puesto de manifiesto con datos su "impulso a la estabilidad laboral" del personal sanitario y ha informado de que su plantilla en Sevilla ha crecido en 805 trabajadores en lo que va de año, lo que supone un 3,3%, pasando de 24.146 a 24.951.

Además, este año el SAS ha realizado 1.616 interinidades y contratos de larga duración en los centros sanitarios de Sevilla y, de éstos, 1.238 corresponden a trabajadores de los hospitales.