EFECádiz

La Guardia Civil ha completado la operación en la que el pasado marzo fue detenido de nuevo Jesús Heredia, el Pantoja, uno de los principales capos del narco del Campo de Gibraltar, y que ha llevado al desmantelamiento de una red con la que se había asociado para operar en la comarca gaditana de La Janda.

En una nota de prensa difundida hoy, una vez que se ha levantado el secreto del sumario, la Guardia Civil da cuenta del balance de esta operación, denominada "Completo-Inocente" y que ha concluido con la detención de un total de 45 personas.

Entre ellos también está el Titi, otro conocido narco que lideraba la organización asentada en la comarca gaditana de La Janda y que se había asociado a la que dirigía el Pantoja desde Algeciras.

De hecho la operación se ha bautizado en recuerdo de las palabras que el Titi había dicho en alguna detención anterior, cuando aseguraba que era inocente mientras los agentes le arrestaban.

"Lo de 'completo' es una ironía, porque ahora se ha comprobado que completaba su actividad con otras drogas además de hachís", ha indicado a EFE una fuentes próxima a la investigación.

Tanto Jesús Heredia, el Pantoja como el Titi fueron detenidos en Algeciras y Vejer de la Frontera respectivamente el pasado mes de marzo, junto a otras 37 personas.

Las investigaciones se iniciaron cuando los gentes detectaron que una red asentada en Chiclana de la Frontera, Medina Sidonia y Vejer de la Frontera introducía hachís desde Marruecos a través de embarcaciones neumáticas o recreativas.

Los agentes comprobaron como esta red liderada por el Titi se había asociado al Pantoja, para el que en ocasiones trabajaban o que en ocasiones les prestaba a ellos servicios logísticos, como el suministro y reportaje del combustible necesario para las lanchas.

También se asociaba a otras redes de narcos a las que compraban cocaína y marihuana que luego distribuían ellos.

En un momento de la investigación se detuvo a siete personas, y se incautaron 2.660 lilogramos de hachís, 66.480 euros, tres embarcaciones recreativas, dos embarcaciones neumáticas panelables, tres vehículos todoterrenos sustraídos y dos furgonetas de carga sustraídas preparadas para cargar los alijos que pretendían introducir en la costa gaditana.

En otra fase, el pasado mes de marzo, se realizaron 39 entradas y registros en los municipios gaditanos de Algeciras, Medina-Sidonia, Chiclana de la Frontera, Barbate y Vejer de la Frontera, donde se aprehendieron un total de 144.515 euros en metálico, 84 garrafas de gasolina, 2 armas largas, 1 embarcación panelable, 3 vehículos tipo quad sustraídos, 1 furgoneta de carga sustraída, 150 gramos de cocaína y cinco kilogramos de hachís.

En esta fase fue detenido el Pantoja, que hasta ahora sólo tiene antecedentes penales por delitos contra la Seguridad Vial, y estaba a la espera de que en septiembre se celebre un juicio contra él, el primero en el que se le acusa de narcotráfico y que ya ha sido suspendido y aplazado dos veces.

En este juicio la Fiscalía pide para él trece años de prisión y doce millones de euros de multa.

Además estaba en libertad provisional por otras dos causas que tiene pendientes. Una de ellas le sitúa como el líder de una red que usaba pesqueros para trasladar alijos de hachís, como el Rúa Mar, que el 23 de enero de 2020 se hundió con sus seis tripulantes y los 2.000 kilos de droga que llevaba a bordo y en la otra, se le acusa de blanqueo de capitales, como propietario de unas de las parcelas de la urbanización "Villa Narco", de La Línea de La Concepción.

Tras ser detenido en Chiclana de la Frontera en mayo de 2020, Jesús Heredia estaba en libertad provisional, hasta que fue detenido el pasado mes de marzo.

Desde entonces está en prisión provisional, por orden del titular del juzgado de instrucción número 2 de Chiclana que instruye el sumario de la operación "Completo-Inocente", según las fuentes de la Guardia Civil.

El Pantoja se inició haciendo labores de vigilancia y logística para Abdellah El Haj, el Messi del hachís, y fue escalando puestos y ganándose su confianza hasta convertirse en su mano derecha.

Además de él y del Titi otras once personas, de las 45 detenidas en total en el operativo, permanecen en prisión provisional.