EFEAlmería

La Policía Nacional ha detenido a los tres presuntos responsables de tripular una patera que fue interceptada el pasado 26 de diciembre a tres millas náuticas de la isla de Alborán con 53 inmigrantes de origen subsahariano a bordo.

La Comisaría de Almería asegura en una nota que los ahora arrestados patronearon esta embarcación neumática de seis metros de eslora y dos de manga, con un motor de 15 CV, desde la costa de Nador (Marruecos), así como que cobraron alrededor de 1.000 euros a cada inmigrante.

De manera coordinada, y mientras se realizaban los trámites administrativos recogidos en la Ley de Extranjería para los inmigrantes irregulares llegados en patera, agentes especializados en la materia iniciaron las investigaciones tendentes al descubrimiento de los miembros de las redes organizadas que se lucran por gobernar embarcaciones hasta las costas almerienses.

Con un claro reparto de funciones, los tres investigados de origen senegalés se convirtieron en los garantes de la vida del resto de los tripulantes.

Al primer detenido, un hombre que responde a las iniciales de T. T., y de 19 años, se le atribuye el cargo de patrón o capitán, con mando sobre la tripulación y capacidad de coacción y amenaza con arrojar por la borda a quien no siguiese sus instrucciones.

K. D., de 28 años, fue el encargado del control de los aparatos de posicionamiento y guía marítimos, y el tercer arrestado, que responde a las iniciales de E. M. D. K., de años, tenía encomendada la misión de reparar el motor en caso de avería y surtirlo de gasolina, partiendo desde la costa provisto con un juego de herramientas.

Durante la investigación, la Policía Nacional pudo concluir que los tres arrestados no abonaron cantidad económica alguna por realizar el trayecto en patera, y antes de partir recibieron instrucciones durante al menos 45 minutos por los responsables de las mafias que radican en las costas de Marruecos.

Los detenidos han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número cuatro de Almería en funciones de guardia, acusados de los delitos contra los ciudadanos extranjeros, que ha decretado el ingreso en prisión de todos ellos.