EFESevilla

La Dirección General de Tráfico pondrá en marcha mañana lunes una nueva campaña de vigilancia y control sobre la tasa de alcohol y presencia de drogas en conductores que circulen por las carreteras andaluzas, una iniciativa que se prolongará hasta el 12 de diciembre.

Tráfico recuerda en un comunicado difundido este domingo que el alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales y que, su presencia en la conducción, dependiendo de la tasa, multiplica entre 2 y 15 el riesgo de sufrir un accidente.

En la campaña anterior, que se realizó el pasado junio, 27.798 conductores fueron requeridos en carreteras de Andalucía por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil para realizar la prueba de control de alcohol y/o drogas, y de ellos 333 fueron positivos en alcohol y 370 en drogas.

Según se desprende de la Memoria de hallazgos toxicológicos en víctimas mortales de accidentes de tráfico en España en 2020, del total de 597 conductores fallecidos en accidente de tráfico y sometidos a autopsia y análisis toxicológico, 291 (48,7 %) arrojaron resultados positivos a alcohol, drogas de abuso y/o psicofármacos, un 3,2 % más que en 2019.

El alcohol sigue siendo la sustancia más consumida por los conductores fallecidos, seguido de la cocaína y el cannabis, y en tercer lugar, los psicofármacos.

Así, el 31,2 % de los fallecidos dio positivo en alcohol, el 20,1 % a drogas y el 13,4 % a psicofármacos.

Igualmente, en el 2020 se produjo un incremento de los peatones fallecidos por atropello en accidentes de tráfico con resultados positivos a alcohol, drogas y/o psicofármacos, de forma aislada o en combinación, respecto al 2019.