EFEAlgeciras (Cádiz)

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha mostrado este lunes su confianza "plena" en el director general de Asistencia Sanitaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Diego Vargas, acusado por una farmacéutica por un presunto conflicto de intereses.

En una visita a Algeciras (Cádiz), Aguirre ha defendido tanto su incorporación al SAS como la política del Gobierno andaluz respecto a los medicamentos genéricos y biosimilares.

"Mi confianza en él (Diego Vargas) es plena", ha dicho Aguirre, que ha asegurado que le ha dado "sus explicaciones", las cuales el titular andaluz de Salud ofrecerá "en tiempo y forma" el próximo jueves ante las preguntas en sede parlamentaria.

Según ha explicado el consejero, Vargas trabajaba en "una empresa de capital chino" -Techdow Pharma-, centrado en "una molécula, una insulina genérica".

Aguirre ha defendido que "dos días antes" de que Vargas se incorporase a la Consejería "firmó su renuncia en esta empresa, en la que apenas llevaba cinco meses".

En cuanto al medicamento ha señalado que la "norma" de la Junta es usar medicamentos "biosimilares", que "tienen un precio entre un 30 % y un 40 % menor", para así "facilitar el acceso a los mismos".

La polémica ha surgido después de que Adelante Andalucía denunciara que el SAS ha incorporado a la cartera de medicamentos de la sanidad andaluza el medicamento Inhixa, el cual promocionaba Vargas cuando estaba en la farmacéutica china, lo que ha llevado a esta formación y al PSOE a pedir la dimisión del alto cargo.