EFEMadrid

El Gobierno de Andalucía ha presentado hoy en la Cumbre del Clima su plan de actuación contra los efectos del cambio climático, que pasa por "liderar un proceso de transición e invitar al conjunto de la sociedad a un cambio cultural en sus actos y en su mentalidad".

El presidente de la Junta, Juanma Moreno Bonilla, ha detallado este plan en un evento titulado "La Revolución verde: un compromiso de acción por el clima desde Andalucía" que ha tenido lugar en el marco de la Cumbre (COP25) que tiene lugar en Madrid.

Moreno, junto a la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, han defendido las líneas de actuación del gobierno andaluz para reducir los efectos de la crisis climática.

Estas líneas de actuación pasan por "proteger los espacios de Andalucía", por lo que han decidido que los próximos presupuestos sean "los primeros autonómicos” que incorporen la huella ecológica de los ciudadanos para ver qué impacto tiene en el cambio climático, según el titular del Ejecutivo regional.

Moreno ha recalcado que “las empresas que no incorporen una variable sostenible en su propia producción no tendrán futuro”, por lo que se propone incorporar un sello verde a las compañías para comprobar que éstas sean sustentables.

Por otro lado, el líder del PP en Andalucía ha hablado de esta región como “la tierra más vulnerable al cambio climático”, ya que “en los últimos 30 años se ha perdido en torno a un 40 por ciento de las precipitaciones y (la temperatura) del agua del mar que baña el litoral andaluz ha subido por encima de un grado”.

También ha dicho que se va a poner en marcha “la inversión más importante en políticas hídricas” para “recuperar cauces y acuíferos”, con el fin de poder “tener un sostenimiento del abastecimiento y un equilibrio a través de un pacto con el agua”.

Este plan incorporará “el primer paquete de deforestación en las zonas donde más riesgo hay por culpa de la erosión”, ha afirmado el presidente andaluz.

En su visita a la Cumbre del Clima en Madrid, Moreno ha recorrido los distintos espacios, entre ellos el de Iberdrola, donde ha coincidido con el presidente de esta entidad, José Ignacio Sánchez Galán, y la ministra de Estado británica para la Energía y el Crecimiento Limpio, Claire Perry O’Neill.

Además, Moreno Bonilla ha reconocido que el problema ambiental “no se trata de que cada cierto tiempo nos tengamos que hacer una foto”, sino que “esto es una realidad que estamos viviendo de manera cotidiana todos los habitantes del planeta”.

Eso significa “que todos tenemos que poner nuestro granito de arena en esta emergencia climática”, ha subrayado.

Al concluir el acto, en el que han participado emprendedores andaluces, ha añadido que él está dispuesto “a dar la cara” para que sus hijos “disfruten, al menos, de la misma calidad climática” que él ha podido disfrutar y se ha mostrado optimista aunque ha reafirmado que “es tiempo de actuar y de revertir esta grave situación”.