EFESevilla

El servicio de vigilancia aduanera reforzará el combate contra el contrabando y el narcotráfico en las costas españolas con un nuevo helicóptero Dauphin, que se suma a los tres aparatos de este tipo con los que ya contaba y a los que se unirá un quinto y cinco nuevas embarcaciones, que suponen una inversión de 37 millones.

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha presidido hoy en la factoría de Airbus en Sevilla el acto de entrega del nuevo helicóptero del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, que es una versión modernizada del Dauphin AS365 ya existente en la flota de Aduanas, con equipación actualizada y un sistema digital de misión diseñado y fabricado en España.

Ha señalado que esta renovación de la flota de aduanas se enmarca en el objetivo del gobierno de lucha contra el fraude, la evasión fiscal y el blanqueo de capitales y ha adelantado algunas cifras provisionales del balance del año 2021, en el que se incautaron de 167 toneladas de hachís y 32 de cocaína, lo que supone un incremento del 8 % en ambos respecto a los resultados de 2020.

La ministra ha calificado este resultado de “positivo” y ha mostrado su agradecimiento a la labor que desempeñan los 2.000 funcionarios de los diferentes cuerpos y especialidades del Servicio de Vigilancia Aduanera, en colaboración con las fuerzas policiales y la justicia.

En el mismo acto, al que ha asistido también el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, el director general de Airbus Helicopter en España, Fernando Lombo, ha valorado que "la Aduana española es un fiel socio de Airbus desde 1985 y desde la entrega del primer Dauphin en 2002 han llevado a cabo tareas esenciales para la población como la lucha contra el narcotráfico en un entorno hostil".

Lombo, que al igual que la ministra han tenido un recuerdo para el piloto fallecido el pasado verano en tareas de vigilancia costera, ha destacado que tras más de cuarenta años de éxito de este programa de helicópteros se han fabricado más de mil que han acumulado siete millones de horas de vuelo en setenta países.

Ha agradecido el apoyo del Gobierno de España a este programa industrial que, en su opinión, tiene un futuro prometedor con la cuarta generación de helicópteros orientados a más seguridad, menos costes y más respetuosos con el medio ambiente.

El nuevo helicóptero bautizado como ‘AS365 N3+’, tiene 13,7 metros de longitud, una velocidad de crucero de 148 nudos, una autonomía de más de cuatro horas de vuelo y un alcance de 427 millas náuticas; se ha configurado para patrulla marítima, disponiendo de flotabilidad de emergencia además de los sistemas de localización y búsqueda correspondientes.

Está equipado con dispositivos de búsqueda y equipos de misión como un sistema elecro-óptico y un radar, un sistema de comunicaciones tácticas, así como un faro de búsqueda, ya que la mayoría de los vuelos patrulla se llevan a cabo durante la noche.

La flota aérea del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria vuela cerca de 2.400 horas al año, desarrollando una labor básica para la lucha contra el narcotráfico tanto en materia de vigilancia y control de las costas y aguas jurisdiccionales españolas, como participando activamente en intervenciones en el mar en áreas de especial sensibilidad como el estrecho de Gibraltar, las rías gallegas, la ‘Ruta del Mediterráneo Oriental’ o el canal de Ibiza.

El servicio de vigilancia aéreo se estructura mediante tres bases fijas ubicadas en Algeciras (la principal, con mayor nivel de actividad y cuya operatividad se considera crítica por el papel que juega la zona del Estrecho y del Campo de Gibraltar en la lucha contra el narcotráfico), Almería y Vigo, bases por las que van rotando las aeronaves en función de criterios tanto operacionales, como de mantenimiento.