EFESevilla

La tasa media de criminalidad en Andalucía ha descendido tres décimas en los nueve primeros meses de este año, hasta el mínimo histórico de 39,6 delitos por mil habitantes, según el informe difundido hoy por la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior.

La tasa de criminalidad andaluza se sitúa así 5,5 puntos por debajo de la media nacional, que es del 45,1 por mil, según un comunicado de la Delegación del Gobierno en Andalucía.

El número de infracciones penales esclarecidas ha aumentado el 1,3 por ciento con respecto a 2017 y la tasa de detenidos e investigados ha mejorado en 12 puntos, hasta situarse en los 266 casos por mil infracciones penales.

El número de infracciones penales acumuladas en Andalucía hasta septiembre se situó en las 331.436, frente a las 334.331 registradas en el mismo periodo del año anterior, lo que supone 2.895 menos.

También han descendido los homicidios dolosos y asesinatos, en el 9,2 por ciento, al tiempo que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) han aumentado los casos esclarecidos en el 2,6 por ciento.

Además, se ha producido una bajada en los robos con violencia o intimidación en domicilios (-10,4 por ciento) y también se ha reducido la sustracción de vehículos en el 22,6 por ciento.

Por el contrario, han aumentado en un 50 por ciento los delitos por blanqueo de capitales, que han pasado de los 42 en 2017 a los 63 registrados hasta septiembre), con un alto índice de casos esclarecidos del 65,8 por ciento).

Las FCSE llevan contabilizados 1.751 casos de estafas bancarias, el 42,8 por ciento más que en 2017.

En cuanto a los delitos de libertad sexual, en este ejercicio se ha detectado un repunte de casos de 15.3 puntos (de 1.812 a 1.572 en el mismo periodo de 2017) "que podría deberse a aumento de las denuncias, aunque el trabajo de las FCSE también ha arrojado datos significativos en la resolución de casos", según el comunicado.

En lo que va de año se han esclarecido un 18 por ciento más delitos sexuales que el año pasado (de 1.246 a 1.470) y ha crecido el 9,1 por ciento el número de detenidos e investigados, pasando de 1.136 el pasado año a los 1.239 del presente ejercicio.