EFESevilla

La jueza María Núñez Bolaños, que instruye los casos relacionados con los ERE e investiga otras macrocausas en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, se ha dado de baja por motivos personales y ha sido sustituida provisionalmente por el juez de refuerzo que la ayuda desde el 2016.

La baja de Núñez, que sustituyó a Mercedes Alaya en el Juzgado de Instrucción en junio del 2015, se ha producido este martes, en un día en el que estaba prevista otra ronda de declaraciones relacionadas con una pieza separada del caso de los ERE.

El programa se ha mantenido pese a la baja de la magistrada y el responsable de oír a encausados y testigos ha sido el juez José Ignacio Vilaplana, que cogerá el relevo de Núñez en la instrucción de las macrocausas mientras dure su baja, según han confirmado a Efe fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Vilaplana, Juez de Adscripción Territorial (JAT), llegó al Juzgado de Instrucción en febrero del 2016 para liberar a Núñez de su amplia carga de trabajo y encargarse de los asuntos ordinarios.

María Núñez, que recientemente perdió a su madre, instruye causas como la del uso irregular de tarjetas de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) y ha conducido otras como la de los avales de la agencia pública IDEA, que archivó el pasado 27 de mayo en contra del criterio de la Fiscalía Anticorrupción.