EFESevilla

El consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, ha acusado este miércoles a la empresa Magrudis SL de haber cometido un "delito flagrante" y haber "puesto en riesgo la salud de todos los andaluces" por no comunicar a las autoridades la contaminación de sus productos.

"Magrudis tenía que haber informado en su autocontrol al Ayuntamiento, que es quien informa a la Junta, y habrá que preguntarle por qué no informó en tiempo y forma", ha declarado Aguirre a los periodistas antes de iniciar su comparecencia ante el pleno del Parlamento.

El consejero se ha pronunciado así al ser preguntado por una información del digital Diario 16, en la que se asegura que los responsables de Magrudis ya conocían hace seis meses la contaminación de sus productos pero no consta ninguna comunicación a las autoridades sanitarias.

Aguirre, que ha dicho que se ha enterado de este dato al leer la prensa esta mañana, ha sostenido que la Junta "tenía que haber dado la alarma sanitaria en el momento en el que saliera ese positivo que dio Magrudis en tiempo y forma" y ha insistido en que la empresa "ha puesto en riesgo la salud de todos los andaluces".

Según Diario 16, el 22 de febrero un laboratorio comunicó a la empresa que una de las dos muestras de carne mechada que se le habían enviado había dado positivo en listeria.