EFESevilla

La Junta de Andalucía pondrá en marcha el 15 de junio el Plan de Playas Seguras para el 2020, que incluye la contratación de 3.000 personas como auxiliares de playas durante el verano para garantizar la seguridad de los bañistas, con tareas de vigilancia, control de acceso y aforos en zonas de baño.

El consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, ha avanzado esta fecha de inicio en su comparecencia en comisión parlamentaria y ha asegurado que se ha consensuado con los ayuntamientos costeros.

También ha dicho que está convencido de que la temporada va a ir "mejor de lo que esperamos", a pesar de que son conscientes de que no será como la del año pasado por la pérdida del turismo extranjero y por la pérdida de empleo en España.

Ha apostado por volver "a la antigua normalidad", en la que Andalucía "lideraba muchos parámetros que nunca había liderado" y ha rechazado "ese invento de la nueva normalidad".

"La nueva normalidad que se ha inventado el presidente del Gobierno no sé dónde nos quiere llevar, de momento por el mal camino", ha agregado el consejero.

El socialista Carmelo Gómez ha manifestado que la reapertura de playas es "algo vital" y ha defendido que es algo que siempre se tiene que consensuar "con quien va a llevar la realidad del día a día, que son los alcaldes".

Por parte de Adelante Andalucía, el diputado Ismael Sánchez ha puesto en duda "el efecto que va a tener realmente" el plan de subvenciones de la Consejería.

Tanto la diputada de Ciudadanos, Concepción González, como el del PP, Toni Martín, han destacado la dotación del plan de subvenciones y han defendido la actuación del Ejecutivo adaptando los recursos a la pandemia del coronavirus.

El parlamentario de Vox Benito Morillo ha pedido la "inmediata suspensión" de las subvenciones a sindicatos, patronal y todas las organizaciones "de marcado interés ideológico".