EFESevilla

La Junta de Andalucía prorrogará, excepcionalmente durante 45 días, el período para realizar sueltas de perdices certificadas, ánades reales, palomas de las especies zurita y bravía y faisanes, si bien en este último caso solo estarán permitidas en aquellos cotos que ya las desarrollaban de manera autorizada antes de 2007.

La consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha informado de que esta ampliación de la temporada de caza en cotos intensivos responde a la paralización de la actividad cinegética en estos terrenos a causa de la declaración del estado de alarma por Covid-19 un mes y medio antes de la finalización del plazo establecido para 2020.

En cualquier caso, la caza estará siempre sujeta al cumplimiento de las medidas higiénico sanitarias de prevención contra el contagio del coronavirus establecidas por las autoridades sanitarias y, debido a la fecha en la que se produce la prórroga, no se permitirá la actividad en compañía de perro, salvo en el caso de animales de cobro en los ojeos.

La interrupción de la actividad en los cotos intensivos y escenarios de modalidades ha supuesto una paralización de las salidas de perdices, faisanes, ánades reales, palomas y codornices de las granjas productoras, expuestas al sacrificio de los ejemplares en sus instalaciones para poder cumplir con el programa sanitario aprobado por la Administración y cuyo objetivo es garantizar el bienestar animal y la minimización de las posibilidades de contagio de enfermedades.

Entre los empresarios afectados por esta situación, para la que no se contemplan compensaciones económicas en la normativa en vigor, se encuentran además numerosas granjas adheridas voluntariamente al Programa de control de la calidad genética de la perdiz roja cuyas producciones están destinadas únicamente a su suelta en el medio natural.

En este caso, no existen actualmente canales comerciales de fácil acceso que permitan dar una salida alternativa a los productos.