EFEMadrid

El director general de la Policía, Francisco Pardo, ha resaltado este martes el "éxito" del cuerpo en la lucha contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar, gracias, en parte, al aumento del número de agentes en las provincias de Cádiz, Málaga y Huelva, con 772 más que en el 2017.

"Más presencia, más equipamientos y una labor operativa muy eficaz", ha resumido Pardo la presencia de la Policía en esa zona durante su intervención en la Comisión de Interior del Congreso para explicar el proyecto de presupuestos para el 2022.

Poco antes, y en la misma Comisión, el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, se ha referido también a la lucha contra el narcotráfico y, tras reconocer que aún queda camino por andar, ha insistido en que con el plan puesto en marcha en el Campo de Gibraltar "se ha ganado el terreno a los narcotraficantes".

Así, en solo dos años ha habido 6.259 operaciones contra el narcotráfico, con 7.763 personas detenidas relacionadas con las organizaciones y más de un millón de kilos de sustancia estupefaciente intervenidos.

Por otro lado, el director de la Policía ha relacionado algunos de los proyectos incluidos en las cuentas del 2022, un ejercicio en el que se seguirán adquiriendo chalecos antibalas, de tal manera que en 2023 el cuerpo dispondrá de 23.508 más.

Asimismo, la Policía contará el próximo año con 334 vehículos Z híbridos y con 400 pistolas táser más, que se sumarán a las 600 que ya hay. No se distribuirán hasta que se complete la formación para su uso.

Y el proyecto estrella para la Dirección General será el centro de estudios universitarios, que se instalará en la Escuela de Ávila con una inversión de 4 millones de euros. "El proyecto estratégico más potente para conseguir una formación de excelencia para sus integrantes", ha dicho Pardo.

Por último, ha asegurado que la institución que dirige es muy "atractiva para las mujeres", que ya representan el 16,2 por ciento del total de los agentes.

Un porcentaje que crecerá sensiblemente, ya que en la actual promoción que se prepara en la Escuela de Ávila el 33 % de la escala básica son mujeres y el 43 % en la ejecutiva. EFE

so-lca/mcm