EFESevilla

Las carreteras andaluzas han registrado durante el mes de mayo un 52 % menos de desplazamientos de corto recorrido entre semana en comparación con el mismo mes del 2019, y el descenso ha sido de hasta un 75 % menos los fines de semana.

En cifras absolutas, y teniendo en cuenta sólo los días laborables de mayo, el promedio diario ha sido de 530.936 desplazamientos frente a 1.108.509 vehículos en movimiento del 2019, según los datos facilitados por la Delegación del Gobierno en Andalucía.

En cuanto a los fines de semana, los desplazamientos de corto recorrido muestran un promedio diario en estos días de mayo de 214.485 frente a los 863.131 del mismo mes del pasado año.

Son datos que han analizado la delegada del Gobierno de España en Andalucía, Sandra García, y la coordinadora de la Dirección General de Tráfico (DGT) en Andalucía, Ceuta y Melilla, Ana Luz Jiménez, en una visita a la Jefatura de la DGT en Sevilla, que ha comenzado la atención presencial este lunes.

Para conocer el comportamiento de la movilidad desde el inicio del estado de alarma, la DGT ha establecido como referencia una semana tipo de febrero del 2020 y ha comparado las cifras de tráfico de ese período con las semanas sucesivas de confinamiento.

Los resultados de este estudio reflejan un intenso descenso en los accesos a las ciudades de Andalucía en las primeras semanas de confinamiento superior al 70 %, que alcanzó su máxima bajada la semana del 6 al 12 de abril, coincidiendo con la Semana Santa, cuando el tráfico se redujo hasta un 80,9 %.

Desde el 13 de abril y las sucesivas semanas hasta el mes de mayo, el descenso se ha mantenido en torno al 72 %.

Al inicio de la Fase 1 (excepto en Granada y Málaga), del 11 al 17 de mayo, que fue la octava semana del estado de alarma, comenzó una recuperación por encima del 10 % semanal, y entre el 18 y el 24 mayo, el tráfico de corto recorrido se recuperó y la reducción fue del 43,9 %.

En cuanto a los movimientos de largo recorrido en Andalucía, el informe comparativo muestra un descenso en las primera semanas de confinamiento superior al 60 %, y la máxima reducción fue la cuarta semana del confinamiento, del 6 al 12 de abril (Semana Santa), cuando el tráfico se redujo hasta el 80,5 %.

Desde el 13 de abril y las sucesivas semanas, hasta el mes de mayo, el descenso se ha mantenido entorno al 65 %.

En mayo, el tráfico de largo recorrido se ha ido recuperando y ha pasado a ser un 46,9 % menos respecto a la semana tipo de febrero 2020 comparada.