EFESevilla

La primera vuelta al mundo supuso un desembolso para la Casa de Contratación de Sevilla de 4,1 millones de maravedís en los sueldos que entregó a los 35 supervivientes de una travesía que comenzó hace 501 años en Sevilla con 247 navegantes repartidos en cinco embarcaciones.

La Casa de la Contratación pagó a los 18 tripulantes que llegaron a Sevilla en 1522 en la Victoria, la única embarcación que completó la circunnavegación, y a otros 17 supervivientes apresados por los portugueses en Cabo Verde o en las islas Molucas y que llegaron a la ciudad andaluza más tarde, según la recopilación hecha por el especialista en la vuelta al mundo Tomás Mazón con datos del Archivo General de Indias.

Los sueldos recogidos, que suman 4.131.515 maravedís, son los que se entregaron de forma directa a los supervivientes y no incluye las cantidades que la Casa de la Contratación pagó después a los familiares y herederos de los tripulantes que fallecieron, según explica a Efe Mazón, que para establecer una equivalencia del maravedí con el euro se fija en los sueldos de los tripulantes.

Por ejemplo, un oficial cobraba entre 2.000 y 3.000 maravedís al mes, un marinero 1.500 y un grumete 800, tras lo cual considera que "las cifras van cobrando sentido simplemente" con una equivalencia de un maravedí igual a un euro.

Los sueldos pagados oscilan entre los 613.250 maravedís que cobró Juan Sebastián Elcano, el capitán de la Victoria, y los 6.750 de Juan de Burgos, un sobresaliente ("hombre de armas, soldado o criado de algún noble o hidalgo") que estuvo cinco meses y 22 días preso en Cabo Verde, según precisa Mazón en su cuenta de Twitter, @Ruta_Elcano.

La expedición fue beneficiosa para la corona española, como lo asegura un documento del Archivo de Indias de Sevilla, en el que se afirma que "el aviamiento y despacho de la Armada de Magallanes ascendió a 8.334.335 maravedíes; las especias además de lo que trajo esta armada produjo 8.680.051 maravedíes, por cuya razón ganó el rey y los cargadores de esta armada 346.216 maravedíes".

CALENDARIO DE PAGOS

El primero que cobró una paga fue el cronista oficial Antonio Pigafetta, que recibió un adelanto de 89.250 maravedís en Valladolid cuando fue a ver a Carlos I a Valladolid dos meses después de completar la vuelta al mundo, tras lo cual no se presentó a cobrar el resto.

Pigafetta se fue a Valladolid a que le recibiera el Emperador, "le entregó una copia de su relación, y está claro que pidió que le pagaran pronto porque quería irse. Y el Emperador hizo con él una excepción al hacerlo pronto", relata Mazón.

A los demás se les empezó a pagar en marzo de 1523, y al primero fue Elcano el día 2. Al cabo de un mes, todos habían cobrado ya una primera parte del sueldo, incluyendo a los presos de Cabo Verde, excepto a los tres que tardaron más en ser liberados, indica el especialista, un ingeniero apasionado con la vuelta al mundo y que obtiene la información a través de internet.

Los tres últimos en llegar de Cabo Verde fueron Roldán de Argote, Ocacio Alonso y Simón de Burgos, que estuvieron presos cinco meses y 22 días, mientras que sus compañeros habían estado presos 37 días, y también recibió dinero el indígena de las Molucas Juan de Pegu, que cobró 15.750 maravedís.

Casi todos cobraron el sueldo completo en dos pagas, aunque cuando el importe fue muy alto se les pagó en tres ocasiones, que no terminaron de percibir hasta 1524. Como excepción a esto, el maestre Hans fue el último que terminó de percibir su sueldo y el único al que se le terminaron de saldar los pagos en 1525, añade el cuadro hecho realizado por Mazón.

El segundo que más cobró fue el escribano Martín Méndez, con 452.480 maravedís, un superviviente que tomó un papel "relevante" en el viaje histórico cuando se hicieron con el mando de la expedición Espinosa y Elcano.

El escribano es autor del "Libro de las Paces del Maluco", en el que se relata la actividad comercial y diplomática de la Armada de la Especiería tras la muerte de Fernando Magallanes, a cuyo mando comenzó la primera vuelta al mundo.

De los 30 supervivientes de la nao Victoria más los de Cabo Verde, el promedio que terminaron percibiendo fue de 126.425 maravedís entre sueldo, cajas y quintalada, indica el especialista.

Cuatro de los que recibieron sueldos fueron los únicos supervivientes de la nao Trinidad, que intentaron volver por el Pacífico sin éxito y fueron capturados en las Molucas por los portugueses. Entre ellos estaban Gonzalo Gómez de Espinosa, que recibió 184.090 maravedís, en los que se incluyen los 200 ducados de oro que logró tras el pleito que presentó para saldar sus reclamaciones.

Los cuatro de este barco recibieron poco en comparación con la Victoria porque no traían clavo y cobraron solo por su sueldo excepto Espinosa, que llegó a ser capitán general de la Armada, concluye Mazón.

Manuel Rus