EFECádiz

El XXIV Congreso Español y VII Ibérico de Ornitología, que se ha celebrado en Cádiz, certifica en sus conclusiones que los efectos del cambio climático se están notando ya en las modificaciones que está sufriendo la migración, reproducción y cortejo de las aves.

SEO Bird Life, organizadora del congreso, ha explicado en un comunicado que hay evidencia, incluso, del vínculo entre el cambio climático y la morfología y supervivencia de las aves.

Las conclusiones también establecen que “es necesario adaptar las estrategias de conservación de las especies de aves al cambio climático”, de ahí que propongan “identificar nuevas zonas vulnerables, espacios importantes para conservar la biodiversidad sobre los que diseñar planes de conservación flexibles a este cambio”.

La directora ejecutiva de SEO BirdLife, Asunción Ruiz, ha mostrado su deseo de que este texto sea tenido en cuenta en la próxima Conferencia de la ONU sobre cambio climático (COP), que se celebrará en Madrid en diciembre.

El congreso en Cádiz ha servido también para presentar otros dos documentos, el “Manifiesto por un barbecho favorable para la biodiversidad en la futura PAC”, y el informe “Transición energética y energías renovables respetuosas con la biodiversidad”.

Los científicos y ornitólogos reunidos en Cádiz reclaman que la futura política agraria común (PAC) y las administraciones competentes garanticen en las superficies de cultivos herbáceos una proporción de tierras en barbecho suficiente, de al menos el diez por ciento.

“Queremos que se adecuadamente gestionada para contribuir a la conservación de la biodiversidad ligada a ambientes agrarios y, en particular, de las especies que dependen de ellos”, ha indicado SEO BirdLife.

En el informe sobre transición energética, elaborado por un comité científico, se examina y evalúa la “incorrecta implantación de algunos proyectos de las necesarias energías renovables, y se establecen una serie de recomendaciones para su correcta planificación e implantación para que se desarrollen adecuadamente sin causar daños sobre la fauna o el paisaje”.

Más de 300 científicos, ornitólogos y estudiantes de ámbito nacional e internacional ha formado parte activa de este evento, con actividades paralelas divulgativas que han estado abiertas a la ciudadanía para que conozcan otros aspectos de las aves relacionados con la ciencia ciudadana, el voluntariado, el arte, la historia, junto a excursiones ornitológicas en la provincia de Cadiz.