EFESevilla

El sindicato Ustea ha presentado este jueves una queja ante el Defensor del Pueblo Andaluz por las instrucciones dictadas por la Consejería de Educación para eliminar el lenguaje inclusivo en los libros de texto de los centros docentes de la comunidad.

En el escrito, el sindicato alega que esta decisión es contraria a la normativa estatal y autonómica, además de suponer "un severo retroceso para la igualdad, debido a presiones de la ultraderecha, que no pueden pagar las niñas y niños andaluces".

"Hace ya muchos años que nuestro sistema educativo apostó por un modelo igualitario que eliminase la discriminación sexista y por impulsar la coeducación para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres", ha subrayado en un comunicado, en el que agrega que "lo que se presenta como una cuestión técnica y lingüística no es más que la imposición de los postulados de la ultraderecha".

Por ello, asegura que llevarán a cabo todas las actuaciones jurídicas, sindicales y sociales posibles para defender "las conquistas alcanzadas por las mujeres y todas las personas que luchan por una sociedad más libre y más igualitaria".

En este sentido, ha confiado en que el Defensor del Pueblo actúe ante esta denuncia y "promueva la vuelta a las instrucciones de 2018" aprobadas por el anterior Gobierno socialista.

La Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa dictó el pasado noviembre unas nuevas instrucciones después de que el Parlamento aprobara, con el apoyo del PP y Ciudadanos, una moción de Vox para supervisar los libros de texto y eliminar el uso del lenguaje no sexista.

Las nuevas instrucciones sobre los criterios para la selección de libros de texto para los centros docentes de Andalucía aluden a la "utilización de un lenguaje equitativo, usando términos genéricos que mantengan la neutralidad, evitando los desdoblamientos abusivos".