EFESevilla

La Consejería de Salud y Familias y la Mutualidad de Funcionarios Civiles del Estado, MUFACE, han suscrito el convenio para la integración del colectivo de funcionarios de opción pública en el Sistema de Información de Receta Electrónica del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

El acuerdo, firmado a través del SAS, establece la inmediata puesta en marcha de los trabajos de coordinación necesarios para que los tres colectivos de funcionarios, y sus beneficiarios, puedan acceder a esta prestación, “lo que redundará en una mejora de la calidad asistencial, de la calidad de la información sobre la historia farmacoterapéutica de los pacientes y en una mayor seguridad en el uso de los medicamentos”, ha informado la Junta en un comunicado.

Hasta la fecha, los mutualistas utilizan un talonario de recetas propio con el que el personal médico prescribe los fármacos, prescripción que se anota manualmente en la historia clínica, y a partir de esta integración, este colectivo prescindirá de los talonarios en papel, y se aligerarán los trámites para acceder a la prestación farmacéutica, liberando de carga administrativa a los profesionales de los centros de Salud.

El Servicio Andaluz de Salud presta asistencia sanitaria a los titulares y beneficiarios de estas tres mutualidades que han optado por adscribirse a los servicios públicos del Sistema Nacional de Salud (43.668 personas en el caso de MUFACE).

El acuerdo, firmado por el director gerente del Servicio Andaluz de Salud, Miguel Moreno Verdugo; el director general de MUFACE, Antonio Sánchez; el secretario general de ISFAS, José Ramón Plaza; y la gerente de MUGEJU, Concepción Sáez; es el octavo que se suscribe entre una comunidad autónoma y los tres organismos del mutualismo administrativo.

El pasado 15 de noviembre, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en el que están representadas todas las comunidades, junto a Ceuta y Melilla, aprobó la integración de los mutualistas de MUFACE, ISFAS y MUGEJU que han optado por recibir la prestación sanitaria por medios públicos en los sistemas de receta electrónica de las comunidades autónomas en las que residan.