EFEEl Puerto de Santa María (Cádiz)

Ron Flor de Caña, producido en Nicaragua con energía cien por cien renovable, celebra sus 130 años de historia y de compromiso con la sostenibilidad, apostando por experiencias innovadoras, como sus maridajes con gastronomías que también reivindican el cuidado de los recursos naturales.

Como "Sustainable Mixtronomy" ha sido bautizada esta propuesta, con la que la marca de ron, distribuida por la compañía Osborne, ha querido conmemorar sus 130 años de historia.

En Cádiz lo ha hecho de la mano del conocido como "chef del mar" Ángel León, que une a sus cuatro estrellas Michelín, el Premio Michelín a la Sostenibilidad.

El restaurante de Aponiente, ubicado en un antiguo molino de mareas del siglo XIX en el Parque Natural Bahía de Cádiz y desde el que Ángel León crea sus singulares platos con el placton y pescados de descarte como protagonistas, fue el escenario elegido para celebrar este aniversario con esta nueva experiencia en la que los cócteles de ron se convierten en acompañantes de los platos, sustituyendo a los vinos.

Así, combinados firmados por Santiago Madueño, con ron de 12 años y nombres como "Flor Ginger", con ginger beer natural y twist de cáscara de naranja; "Flor Negroni Trufado" con Santamaría Cream y Vermut Osborne; "Daiquiri Cristal" con Verjus Ecológico y Fino Coquinero de Osborne; o "Selvático Milk Punch", con licuado verde y vinagre ecológico, mostraron el concepto de "Sustainable Mixtronomy".

Y sus propiedades para acompañar desde tortillitas de camarones, emulsión de pimiento picante con almeja, crep de pijota con un pegote de mayonesa japonesa y un exquisito caviar, mantequillas elaboradas con distintos tipos de alga, embutidos marinos o langostinos chiguatos de Sanlúcar, entre otras propuestas de Ángel León.

La innovadora experiencia quiere abrir nuevos consumos para este ron, cuyos orígenes se remontan a 1890 y cuya producción mantiene la quinta generación de una misma familia, y, a la vez, ahondar en su apuesta por la sostenibilidad.

Destilado desde hace una década con energía cien por cien renovable, el ron Flor de Caña es el único que cuenta con la certificación de neutralidad en carbono y con el sello Fair Trade.

Además, desde 2005 siembra 50.000 árboles cada año.

"Flor de Caña ha demostrado que es posible reducir el impacto medioambiental para proteger y mejorar los recursos naturales que tenemos", afirma Rocío Osborne, directora de comunicación de Osborne, una empresa que, además de sus marcas propias, es distribuidora en España de marcas de terceros como, además de este ron, Piper-Heidsieck, Brockmans Gin, Russian Standard Vodka, Zubrowka Vodka, Whisky 100 Pipers, Passport Scotch Whisky, Disaronno y Tí Marí.