EFEAlcalá de Guadaíra (Sevilla)

La agente leonesa Ana Cambón ha tomado posesión hoy del cargo de comisaria jefa del cuerpo en Alcalá de Guadaíra, con lo que se convierte en la primera mujer al frente de una comisaría en Sevilla y la única en activo en Andalucía, en un cuerpo en el que solo el 12 % de mujeres.

Así lo ha explicado en el acto el subdelegado del Gobierno en la provincia de Sevilla, Carlos Toscano, que han concretado que esa cifra baja cuando se trata de puestos de responsabilidad en el cuerpo, con lo que “Ana y sus compañeras son un ejemplo para quienes deciden emprender este camino, y para los que quieren que su futuro pase por las fuerzas de seguridad”.

En su discurso de agradecimiento, la nueva comisaría ha destacado que Alcalá de Guadaíra es su primer destino como comisaria y ha declarado: “afronto este nuevo reto con ilusión, con entusiasmo y con fuerza”, además de “motivada por la vocación de servicio que inspira a las mujeres y hombres que formamos parte de la Policía Nacional”.

Entre otros objetivos, se ha marcado la idea de la lucha contra la violencia de género, “máximo exponente de la desigualdad entre hombres y mujeres, una lucha con la que me encuentro comprometida profesional y personalmente”, además de la persecución del tráfico de drogas a pequeña escala tanto en centros educativos y sus entornos como en los núcleos de ocio.

De la misma manera, su intención es mantener “y si es necesario reforzar la presencia policial en la calle para prevenir los robos en establecimientos y domicilios”, algo que, considera un "trabajo constante en el tiempo que solo puede conseguirse si se realiza en equipo”.

La alcaldesa de Alcalá de Guadaíra, Ana Isabel Jiménez, anfitriona del acto en el Ayuntamiento, ha destacado la importancia de que su pueblo sea el primero de la provincia de Sevilla en tener una comisaría, algo que “es un orgullo como alcaldesa y como mujer”.

Antes de llegar a este cargo, Ana Cambón ha sido jefa de la Brigada Móvil-Policía en el transporte y anteriormente jefa de prensa y protocolo de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental, con sede central en Sevilla.

También estuvo al frente del SAF (Servicio de Atención a la Familia) de la Policía Nacional.

Además, en la Brigada Móvil era también jefa del área de Igualdad y Recursos del cuerpo en la provincia de Sevilla.

Desde ese destino, era el enlace de una oficina nacional creada para potenciar la imagen de la mujer policía y corregir las desigualdades que se pudieran detectar.