EFESevilla

Andalucía y Galicia han acordado hoy una agenda de cooperación en diversas materias, entre ellas el turismo, mediante la promoción del territorio a través de la ruta de la Plata, coincidiendo con la celebración del Año Xacobeo.

Los presidentes de Andalucía, Juanma Moreno, y de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, han suscrito hoy en un encuentro en la sede de la presidencia de la Junta en Sevilla una declaración institucional en la que resaltan las semejanzas como regiones turísticas, agrarias, pesqueras, marítimas y trasfronterizas y acuerdan colaborar para potenciar el desarrollo de ambos territorios.

Este viernes se ha dado un primer paso en la promoción del territorio como regiones turísticas al inaugurar ambos presidentes un monolito indicativo del camino de Santiago colocado en el Monasterio de San Isidoro del Campo en Santiponce (Sevilla), coincidiendo con la celebración del Xacobeo 2020-2021.

Moreno ha resaltado que Galicia tiene una marca "muy poderosa" como el Xacabeo para fortalecer la imagen de ambos territorios, que están unidos por el camino de Santiago y, de hecho, el monolito inaugurado en Santiponce, en el kilómetro 996, es el inicio de una de las diez rutas oficiales que discurre por la ruta de la Plata, un eje de progreso que no ha contado con la "suficiente sensibilidad del Estado", según el presidente andaluz.

Feijóo, que ha agradecido la visita de los andaluces este verano a Galicia, ha recordado que las comunidades por las que discurre la Ruta de la Plata trabajan en potenciarla y conservarla, y ha destacado que el Xacobeo es una "palanca" para la recuperación económica, junto con otros acontecimientos conmemorativos como el quinto centenario de la circunnavegación de Magallanes y Elcano.

Otro de los desafíos que comparten ambas regiones es la lucha contra los incendios forestales y para ello se han comprometido a compartir experiencias, estrategias de trabajo y acciones conjuntas y, en este sentido, el presidente andaluz ha reivindicado un pacto nacional en los casos de grandes incendios y también un fondo extraordinario del Estado para hacer frente a este problema y para modernizar los dispositivos con los que se cuenta.

La situación marítima y trasfronteriza es otra singularidad que comparten Andalucía y Galicia y han apostado por construir un eje Norte-Sur que establezca acciones para consolidar la economía del mar o también denominada azul.

Al hilo el presidente gallego y el andaluz han defendido que no se produzcan más recortes en los cuotas pesqueras, dado que el mar constituyen un sector estratégico y un motor de desarrollo en ambos territorios.

La economía verde ha sido otra materia abordada por ambos presidentes autonómicos y a este respecto Núñez Feijóo ha señalado que se está haciendo una "transición energética desordenada e improvisada que produce enormes tensiones" para Galicia donde "más de 15.000 empleos están en una situación límite".

También comparten las dos regiones la situación trasfronteriza con Portugal y se comprometen a seguir trabajando para la creación de una alianza ibérica marítima Portugal-Andalucía-Galiia en el marco del proyecto ATLAZUL, así como a trabajar por la responsabilidad compartida entre las distintas administraciones especialmente en el marco del comité europeo de las regiones.

El reto demográfico es otro de los asuntos tratados en el encuentro y en la declaración han reclamado al gobierno una estrategia nacional que, teniendo en cuenta las necesidades de cada territorio, promueva la cohesión territorial e intergeneracional.

En concreto, solicitan el apoyo económico del Estado en toda España para implantar la gratuidad total de la educación infantil de cero a tres años.

Esta declaración institucional refleja las aspiraciones de progreso de Andalucía y Galicia y reafirman su compromiso con el Estado autonómico basado en la solidaridad y la cohesión territorial.