EFEMálaga

El aeropuerto de Málaga-Costa del Sol registró el pasado febrero 1.052.194 viajeros, lo que supone un aumento del 9,2 por ciento en relación al mismo mes del año anterior, crecimiento que se sustentó tanto en el mercado nacional como en el internacional.

Según ha informado hoy Aena en un comunicado, el número de operaciones también se incrementó en febrero, un 6,1 por ciento, hasta llegar a 8.140 vuelos.

La mayoría de los usuarios contabilizados el pasado mes se trasladó en conexiones comerciales (1.050.329), y de ellos, 195.135 volaron entre ciudades españolas, un 13,2 por ciento más que en febrero de 2018, mientras que las operaciones domésticas crecieron un 9 por ciento.

El resto de usuarios (855.194) viajó en 5.834 vuelos internacionales, lo que supuso un repunte del 8,9 por ciento de pasajeros y del 7,2 por ciento en los aterrizajes y despegues respecto al segundo mes de 2018.

Reino Unido se mantuvo como el principal destino de la infraestructura malagueña, con 273.997 viajeros (6,3%) registrados en conexiones con este país, seguido del tráfico con aeropuertos españoles (13,2%) y con el mercado alemán, que movió 94.089 pasajeros, un 25,4 por ciento más.

La jornada de más afluencia de viajeros fue el sábado 23, con 48.524 usuarios, mientras que el domingo 24 fue el día en que se gestionó el mayor volumen de operaciones, con un total de 340.

En cuanto al acumulado de lo que va de año, un total de 2.065.602 pasajeros se han desplazado en 16.665 vuelos en el aeropuerto de Málaga, lo que representa incrementos interanuales del 8,8 y del 7,8 por ciento, respectivamente.

El aeropuerto de Málaga es el tercero de la península en volumen de viajeros y la principal puerta de entrada de turismo internacional a Andalucía.