EFEMálaga

El embajador del Reino Unido en España, Simon Manley, ha defendido este jueves la vigencia de los lazos históricos, turísticos y económicos que unen a la sociedad británica con la Costa del Sol pese a la "incertidumbre" por la salida de este país de la Unión Europea (UE), prevista para el 29 de marzo.

Manley ha afirmado en Málaga, durante el foro "Brexit: visiones y perspectivas" -organizado por la Fundación Unicaja, el diario "Sur" y el Ayuntamiento de esta ciudad- que, haya o no un acuerdo para la salida, van a proteger los derechos de los ciudadanos británicos que viven en España y de los españoles que viven en el Reino Unido.

El embajador ha abogado por una relación basada en los valores europeos y en los lazos históricos que unen a España y Reino Unido "desde mucho antes de que se fundara la Unión Europea", por lo que ha definido esa asociación futura como "llena de oportunidades".

"El reto es establecer una salida ordenada que siente las bases para una relación estrecha y profunda con nuestros socios, amigos y aliados de la Unión Europea", ha asegurado Simon Manley, que ha expresado su confianza en el libre comercio y su deseo de que las empresas españolas puedan seguir exportando al Reino Unido "sin fricciones".

Ha señalado que el "riesgo" de una salida sin acuerdo no es deseable, aunque ha indicado que desde el gobierno británico se preparan para esa posibilidad, por lo que ya han publicado "más de cien avisos" a empresas y ciudadanos con advertencias sobre sus consecuencias.

Manley ha recordado que más de 50.000 británicos residen en la provincia de Málaga y que el Reino Unido es el primer destino de inversión directa en el extranjero de España, donde acudieron casi diecinueve millones de personas desde ese país en el último año.

"Llevamos siglos construyendo nuestra relación y debemos seguir trabajando juntos", ha concluido el embajador del Reino Unido en España.

Por su parte, el director general de la Fundación Unicaja, Sergio Corral, ha destacado que el Producto Interior Bruto (PIB) del Reino Unido es mayor que el de los dieciocho países menos productivos de la Unión Europea juntos y se ha centrado en la importancia del "brexit" y sus consecuencias económicas.

Según Corral, ahora es importante saber si esta salida de la Unión Europea será "dura", con una independencia económica del club comunitario como la que tiene Estados Unidos; "media", con el establecimiento de unos aranceles bajos para el comercio de bienes, similar al modelo de Suiza; o "blanda", con un acceso al mercado único europeo, como Noruega.

Ha hecho hincapié en que un "brexit" duro podría ser un posible causante de una futura crisis económica y ha subrayado que, en contraposición, una salida blanda tendría un impacto moderado.

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha anunciado la creación de un grupo de trabajo con expertos sobre turismo para abordar esta coyuntura, que cree que no se debe mirar con "dramatismo", y ha resaltado que los visitantes británicos han probado su fidelidad, por lo que no se les debe buscar "sustitutos".

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha sostenido que el objetivo es que los británicos no solo visiten Málaga en verano, sino que se queden para vivir y trabajar, por lo que ha ofrecido la ciudad para las empresas del Reino Unido que quieran establecer una delegación continental en ella.