EFESevilla

El número de turistas que recibió Andalucía entre abril y junio de este año alcanzó los 8,9 millones, un 132,2 % más que el mismo trimestre de 2021, y el 66,6 % procedía de España.

El gasto medio diario realizado por los turistas en Andalucía fue de 72,03 euros, un 4,3 % superior al del año anterior, según los resultados de la Encuesta de Coyuntura Turística de Andalucía que realiza trimestralmente el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA).

Durante este período, de los turistas que visitaron Andalucía, el 35,2 % eran andaluces, el 31,4 % eran del resto de España, el 26,5 % procedían de la UE (excluida España) y Reino Unido, y el 6,9 % del resto del mundo.

El 86,4 % de los turistas que visitaron Andalucía lo hicieron por vacaciones, el 8,3 % para visitar a familiares y amigos, el 2,5 % por trabajo o negocios y el 2,8 % restante alegaron otras motivaciones.

En el segundo trimestre de 2022, el 65,3 % de los viajeros se alojó en establecimientos hoteleros, mientras que el 28,1 % utilizó apartamento, piso o chalet.

La estancia media, o número de días que por término medio permanece un turista en Andalucía, se situó en 5,1 días, un 15,9 % más que un año antes.

En cuanto a la distribución de los turistas por provincias, Málaga concentró el 26,9% de los mismos, seguida de Cádiz, Sevilla y Granada con el 16,5 %, 14,4 % y 12,1 %, respectivamente.

En cuanto a la valoración, de uno a diez, del viaje realizado, los turistas que visitaron Andalucía durante el trimestre, concedieron un 8,4 a su estancia en la región.

Las provincias más valoradas fueron Almería y Cádiz, con un 8,8, y Córdoba y Jaén con un 8,7, y los aspectos mejor valorados por los visitantes fueron los relacionados con la atención y el trato, los paisajes y parques naturales, la seguridad y el patrimonio cultural.

A la pregunta sobre si habían visto cubiertas sus expectativas con respecto a Andalucía, el 33,5% de los viajeros consideró que la comida y el trato fueron mejor de lo esperado, mientras que el 4,5% consideró que los precios empeoran respecto de lo esperado.