EFECádiz (Cádiz)

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, y el alcalde de Cádiz, José María González, han firmado hoy un convenio conjunto para poner fin a los guías turísticos "clandestinos" que puedan actuar en la ciudad gaditana.

Este es el primer convenio específico sobre guías turísticos que la Junta de Andalucía firma con un ayuntamiento para proteger la labor de estos profesionales.

En declaraciones a los medios durante la firma del convenio en el Ayuntamiento de Cádiz, Juan Marín ha sostenido que este protocolo de actuación "viene a reforzar la imagen de Cádiz como un destino de calidad, con historia y con un gran patrimonio cultural", además de favorecer que sean personas formadas en esta materia quienes "tengan la posibilidad de mostrarlo y luchar así contra la clandestinidad que se produce dentro del sector turístico".

Ha asegurado que este es "un día importante" para Cádiz al demostrarse "la voluntad de compromiso" entre el ayuntamiento y la Junta con el turismo, que en su opinión es "motor económico en estos momentos".

Este protocolo permite que agentes de la Policía Local e inspectores municipales accedan a una base de datos de la Junta de Andalucía de personas que oficialmente pueden ejercer como guías turísticos en la comunidad, y así multiplicar las posibilidades de eliminar esta actividad clandestina en la ciudad.

"Así protegemos el empleo y el buen nombre de la ciudad de Cádiz y de su patrimonio", ha apuntado el vicepresidente, quien ha añadido que en los últimos años han recibido numerosas denuncias de guías, asociaciones y ayuntamientos sobre personas que ejercen de guías turísticos de manera clandestina.

El alcalde de Cádiz, José María González, ha defendido que su ciudad, con 3.000 años de historia, tiene "mucha historia y muchas historias que deben ser contadas por personas que tengan los conocimientos y la cualificación para contarlas, para que ese patrimonio se mantenga y se transmita boca a boca de la forma más cuidada posible".

Por eso, ha agradecido al vicepresidente la formalización de este protocolo que permitirá ejecutar un marco de ordenación de la actividad turística, ciñéndose a algo concreto como es la de los guías turísticos.

González también ha hecho referencia a la tasa turística que se quiere implantar en la ciudad de Cádiz como vía para aspirar a un "destino de excelencia" alejado de modelos turísticos "low cost" y de "consumo voraz".

Por eso, ha pedido a la Junta de Andalucía que les permita contar con un marco legal en el que evaluar el impacto de posible una tasa turística en la ciudad para mejorar y redundar en la excelencia de Cádiz.

González ha subrayado que, "mientras que un impuesto se recauda para las arcas municipales, una tasa se reinvierte en el sector de donde se recoge, por lo que una tasa turística se revertiría en este sector".

"En ninguno de los casos que hemos analizado, esta tasa ha sido negativa para la ciudad o el territorio y nos gustaría seguir avanzando con la Junta sobre este asunto y estudiarlo de forma conjunta", ha insistido.