EFEGranada

La persistencia del fuerte viento en Sierra Nevada, con rachas que superan los 110 kilómetros por hora en algunos puntos, han obligado este miércoles al cierre de la estación de esquí granadina.

Según ha informado Cetursa, la empresa pública que gestiona este espacio de montaña, se ofrece la posibilidad de canjear o devolver los abonos forfait a aquellos esquiadores que los hubieran adquirido.

Desde primera hora de esta mañana la estación, que contaba con una previsión de más de 100 kilómetros de pistas esquiables, había informado de distintos retrasos -primero a las 10.00 horas y luego a las 11.00- en la hora de apertura, aunque finalmente la persistencia del fuerte viento ha obligado al cierre.