EFEAlmería

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Almería (Ashal) ha anunciado hoy que pedirá a la Junta de Andalucía que levante el balizamiento de diferentes playas del parque natural Cabo de Gata-Níjar (Almería), por "estrangular" a las empresas que realizan actividades náuticas en estos puntos.

Así lo ha trasladado la patronal almeriense en una nota, en la que ha expresado su malestar tras conocer que el Gobierno andaluz ha tomado la decisión "unilateral" de balizar las playas naturales de Los Muertos, Enmedio, Plomo, San Pedro, Playazo, los afloramientos rocosos contiguos a la playa de poniente de la Isleta del Moro, Genoveses, el cordón litoral de Barronal-Mónsul-Media Luna y el Corralete, así como a la Reserva Integral Marina del Arrecife de las Sirenas.

"Estrangulando de esta manera sin previo aviso ni consulta a todos las pequeñas empresas que realizan actividades náuticas en estos enclaves y que desarrollan en el verano el grueso de su trabajo", han apuntado.

Con esta medida, "se impide el acceso a las playas en barco o en kayak o la práctica de otros deportes náuticos; a pesar de que existe un puerto deportivo, los barcos no pueden optar a determinadas playas; y zonas, como la del fondeadero de los Genoveses, que es un abrigo natural al poniente para embarcaciones de todo tipo y reclamo para el turismo náutico, desaparece", dicen.

Aseveran que así "buena parte" de los visitantes del parque natural, que acuden a él "atraídos" por el mar y sus posibilidades, "mirarán hacia otro lado" al conocer la nueva situación en la que ha dejado la Junta de Andalucía a la parte del litoral almeriense que más atracción genera.

Con ello, sostienen, decenas de pequeñas empresas turísticas se ven abocadas a desaparecer, temiendo que ello "también repercuta en el sector de alojamientos y la propia hostelería de la zona".

Ante esta situación, la Ashal va a solicitar una reunión con la delegada del Gobierno andaluz, Maribel Sánchez Torregrosa y la de Desarrollo Sostenible, Raquel Espín, para pedir que se revierta la situación y se busque un consenso con los sectores afectados para hacer "una regulación razonable que ordene los usos del parque natural sin que para ello se anule una actividad que se encuentra en manos de autónomos y pequeños emprendedores".

Desde la patronal hostelera se recuerda a la administración, que "los primeros interesados en conservar el Parque Natural son quienes tienen en este enclave su puesto de trabajo, además de ser los más sensibles con este entorno como lo demuestra el hecho de que son los primeros en participar en campañas de sensibilización y recogida de residuos que otros abandonan en el mar".