EFEMálaga

El hotel boutique de lujo Palacio Solecio, gestionado por la empresa Marugal, abrirá el próximo jueves en un edificio del siglo XVIII en el centro de Málaga, que ha sido rehabilitado y reformado para adecuarlo al uso hotelero, lo que ha supuesto una inversión de 30 millones de euros.

El nuevo hotel, situado en la calle Granada, cuenta con 68 habitaciones, además de tres salas de reuniones, gimnasio propio, bar y un restaurante cuya dirección gastronómica corre a cargo del chef José Carlos García, que posee una estrella Michelin en su restaurante ubicado en el puerto de Málaga.

La directora comercial del establecimiento, Paloma Rando, ha explicado a Efe que en los trabajos de restauración "se ha recuperado todo lo que quedaba" del palacio y se ha integrado en el hotel, que ha sido presentado este lunes y abrirá sus puertas al público el próximo jueves.

Para el primer año de funcionamiento, la previsión es alcanzar una ocupación media de entre el 70-75 por ciento, según Rando, que ha destacado que es un hotel de cuatro estrellas con "un nivel de servicios de cinco estrellas".

El edificio, construido en 1789, fue residencia del genovés Félix Solesio -quien pasó a llamarse Solecio por una castellanización de su apellido-, que llegó a estas tierras tras recibir el encargo de José de Gálvez, ministro general de Indias de la Corte de Carlos III y Marqués de la Sonora, para instalar en Macharaviaya una fábrica de naipes.

Además, decidió instalar en Arroyo de la Miel, en Benalmádena (Málaga) las máquinas hidráulicas de los molinos de papel con los que poder surtir a la fábrica.

El palacio, que se atribuye al arquitecto José Martín de Aldehuela, autor del Puente Nuevo de Ronda, no solo fue vivienda de Félix Solecio, sino que también se utilizó como almacén de papel.

El trabajo de rehabilitación ha permitido mantener los elementos de hierro forjado de ventanas y balcones y salvar la gran escalera que preside el vestíbulo y la doble arquería y las columnas del patio.

Marugal se ha especializado en el desarrollo y gestión de hoteles independientes de lujo, y actualmente consta en su cartera de establecimientos como URSO Hotel & Spa y Tótem en Madrid, Torralbenc en Menorca, Cap Rocat en Mallorca, Gecko Hotel & Beach Club en Formentera, Hotel Akelarre en San Sebastián y Relais De Chambord y Le Barn, en Francia.