EFEGranada

El Patronato de la Alhambra invertirá 1,8 millones en el proyecto para recuperar el paseo de Romayla gracias a un convenio firmado con el Ayuntamiento de Granada que refuerza la unión del monumento con el centro de la ciudad y sirve para recuperar la ribera izquierda del río Darro.

La directora del Patronato de la Alhambra, Rocío Díaz, y el alcalde de Granada, Luis Salvador, han firmado este viernes el convenio para intervenir en el paseo de Romayla, un proyecto que incluye trabajos entre el Carmen del Granadillo y el acueducto de San Pedro y que ya ha recibido el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio y de la Junta de Gobierno Local.

En virtud del acuerdo, la Alhambra asume el coste de la actuación, que asciende a 1,8 millones de euros, y el Ayuntamiento se encarga de la redacción del proyecto técnico, la licitación de obras y posterior dirección y el mantenimiento del paseo.

Salvador ha recalcado que esta actuación conjunta impulsará una Granada "más bella, atractiva y habitable" mientras la directora de la Alhambra ha calificado la firma del acuerdo de histórica por dar luz verde a un proyecto que han demandado durante décadas los vecinos del Albaicín.

Díaz ha explicado que el Patronato ha recuperado un proyecto del equipo anterior, lo ha pasado por los controles pertinentes y, con las revisiones necesarias, lo ha aprobado para garantizar una inversión de 1,8 millones que se abonará en tres anualidades, con una primera transferencia este año de 750.000 euros.

La actuación recuperará la ladera izquierda del Darro entre el Carmen del Granadillo y el acueducto de San Pedro y creará así un nuevo espacio de disfrute en la capital.

Durante la presentación del proyecto, el concejal de Urbanismo, Luis González, ha resaltado que se recuperará así una zona de gran valor histórico y patrimonial que será más visitable y paseable.

En la misma línea, el delegado de Cultura de la Junta, Antonio Granados, ha considerado que la firma del acuerdo de hoy salda una deuda histórica y acerca más la Alhambra a la ciudad.

Tras la firma del convenio, el Ayuntamiento prevé licitar este año la actuación pueda que las obras arranquen en 2020 y terminen un año después, unos plazos siempre condicionados a los estudios arqueológicos.