EFEMálaga

La Costa del Sol acude la próxima semana a Fitur, la gran cita del turismo nacional, con el aval de 2019, en el que los turistas de este mercado crecieron un 7 por ciento, y su fidelidad, ya que una tercera parte de estos viajeros había visitado el destino al menos en diez ocasiones.

El reto de la Costa del Sol pasa por potenciar el invierno con los segmentos de turismo de interior, cultural, gastronomía, golf, congresos e incentivos, según ha afirmado en rueda de prensa el presidente de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado.

El destino tiene un "enorme potencial para seducir al turista nacional y queremos crecer, sobre todo, en la temporada baja", ha declarado.

Turismo Costa del Sol invertirá 70.000 euros en esta feria, que se celebra del 22 al 26 de enero en Madrid, en la que contará con un expositor de 350 metros cuadrados dentro del pabellón de Andalucía en el recinto ferial Ifema.

Más de un centenar de empresas y en torno a trescientos profesionales del destino estarán presentes en esta edición de Fitur, en la que el expositor de la Costa del Sol acogerá unas sesenta presentaciones de iniciativas privadas y de los municipios, que incluirán propuestas culturales, gastronómicas y de ocio.

Además, al término de la primera jornada de la feria la entidad celebrará un evento promocional en el Palacio de la Prensa, en el que se proyectarán dos nuevos vídeos sobre el destino.

Salado ha incidido en la importancia del turismo nacional, que el pasado año supuso 5,7 millones de visitantes, 374.000 más (7 %) y un impacto económico de 4.858 millones de euros (7,7 %) -en total recibió 13 millones de turistas con un impacto de 14.442 millones-, por lo que es un mercado que "hay que cuidar".

Ha destacado asimismo que el gasto del turista nacional en la provincia durante 2019 generó 58.467 empleos (+7,9 %), de los que 35.336 corresponden a impacto directo y el resto inducido.

El también presidente de la Diputación de Málaga ha mostrado su satisfacción por que la Costa del Sol sea el primer destino en crecimiento de viajeros nacionales alojados en establecimientos turísticos (hoteles, apartamentos, campamentos y alojamientos rurales) de todo el litoral español y el cuarto en número de viajeros.

La "principal misión" de la entidad es "seguir trabajando para atraer al turista nacional", ha asegurado Salado, quien se ha referido al alto grado de satisfacción de estos viajeros, que otorgan una calificación de 8,70 al destino, en una escala de uno a diez.

En cuanto a las perspectivas para 2020, ha confiado en que el mercado nacional también tenga un "crecimiento importante" y que los emisores internacionales se comporten "bien", pese a que la situación internacional y el "brexit" no favorecen las reservas anticipadas, ha admitido.

Salado considera que el destino tiene que tener un "suelo" y un "techo" de visitantes para mantener la actividad económica, pero "no nos tenemos que preocupar -ha reflexionado- si un año bajamos unas décimas".