EFEMálaga

Turismo Costa del Sol analiza los perfiles de 50.000 reservas mensuales y más de 300.000 búsquedas de viajes de viajeros británicos para conocer cómo se comporta este mercado, el principal emisor extranjero hacia el destino, con el fin de poder anticiparse a posibles efectos del "brexit".

Se estudian aspectos como qué visita y qué consume el turista británico en el destino para comparar la información obtenida mediante inteligencia de datos con periodos anteriores, ha explicado el presidente de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado.

El objetivo es "poder anticipar estrategias y actuaciones concretas" para seguir atrayendo a este emisor, que en el primer semestre de 2019 se mantiene fiel al destino.

"Estamos haciendo un trabajo de cirujano", ha asegurado el también presidente de la Diputación malagueña sobre el análisis de datos, que abarca, con fuentes que controlan el 50 por ciento de la distribución en Reino Unido, millones de búsquedas diarias en materia de viajes y reservas de vacaciones.

En lo que va de año, los indicadores turísticos muestran una evolución positiva del mercado británico, con la llegada de 1.366.786 viajeros hasta junio al aeropuerto de Málaga, un 3,4 por ciento más.

También se han incrementado (3,6 %) los viajeros alojados en hoteles y apartamentos, aunque han descendido levemente (1 %) las pernoctaciones.

En la actualidad, dieciocho ciudades del Reino Unido tienen conexiones directas con Málaga, y ocho de las doce con mayor afluencia desde aeropuertos británicos han registrado incrementos de viajeros en el primer semestre.

Las previsiones para los próximos meses también refuerzan la confianza en que el turismo británico seguirá viajando a la Costa del Sol, ya que las aerolíneas han programado desde agosto hasta enero de 2020 un 4,6 por ciento más de asientos.

El aumento cuantitativo en la oferta de plazas, de 68.477, permitirá superar por primera vez el millón y medio de asientos ofertados en dicho periodo procedente de ese país.

En cuanto a la incidencia que podría tener un "brexit" sin acuerdo en esta zona turística, Salado ha dicho que tiene la impresión de que "no va a afectar" y la Costa del Sol va a "seguir siendo el destino preferente de los británicos", con independencia de que los trámites después sean más complejos.

Ha destacado el "producto único y de gran calidad" que ofrece a estos viajeros la Costa del Sol, donde además se puede disfrutar del buen tiempo.

Turismo Costa del Sol ha creado un grupo de trabajo de seguimiento del "brexit" para estudiar las posibles consecuencias de la salida del Reino Unido de la Unión Europea que analiza "mes a mes" los datos referidos a este mercado.

"Es normal que estemos alerta y exista cierta preocupación, tanto en nuestra industria turística como en los propios vecinos británicos que residen en la Costa del Sol, pero no hay avales que digan que tenemos que estar preocupados", ha referido.