EFEMálaga

La Costa del Sol superó el pasado mayo en un 0,4 por ciento las cifras de viajeros hoteleros registradas en 2019 gracias al impulso del mercado nacional, cuyos turistas crecieron un 16,5 por ciento, mientras que los internacionales se redujeron en un 5,7 por ciento respecto a la prepandemia.

El presidente de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, ha señalado este viernes en un comunicado que los datos de mayo ponen de manifiesto que "se mantiene la tendencia de crecimiento de los flujos turísticos", y muchos de los indicadores superan las cifras de 2019.

Entre las conclusiones del Boletín de Coyuntura Turística figuran, además del aumento de viajeros hoteleros, el de las pernoctaciones, la estancia y la ocupación medias respecto al año anterior a la pandemia.

En concreto, las pernoctaciones se incrementaron en un 2,1 por ciento, lo que se traduce en más de dos millones de estancias durante mayo, un alza que se ha sustentado en las noches de hotel de viajeros nacionales (+16,5%), mientras que las de los internacionales descienden (-5,7%).

La estancia media se ha incrementado ligeramente (+0,06 días), y el grado de ocupación ha subido 0,44 puntos porcentuales hasta alcanzar el 64,9 por ciento de las plazas, mientras que el RevPAR (los ingresos por habitación disponible) ha aumentado en 15,4 euros (22%).

A este respecto, Salado ha dicho que los datos "indican claramente que estamos consolidando el crecimiento y que todos los indicadores turísticos se están recuperando paulatinamente".

En el acumulado de enero-mayo, la cifra de viajeros nacionales alojados en hoteles se incrementa en casi un 10 por ciento, aunque los viajeros internacionales siguen un 16 por ciento por debajo de la cifra previa a la crisis sanitaria.

La previsión de plazas de avión para los próximos meses apunta a que entre el 1 de junio y el 30 de octubre se incrementará en un 40 por ciento respecto al mismo periodo de 2021, pero esta comparación no ofrece una radiografía real por la influencia negativa de la covid-19 el pasado año.

Por ello, Turismo Costa del Sol ha comparado la oferta disponible este verano con los mismos meses de 2019, el mejor año turístico de en Málaga, y ha concluido que se ofertarán en el periodo señalado casi 5,6 millones de plazas, solo 6.800 menos que en el periodo vacacional de hace tres años.

Del análisis se desprende el aumento de 130.000 plazas hasta superar las 897.000, desde aeropuertos nacionales, junto al crecimiento de otros mercados como el italiano, el rumano, noruego o suizo y, en menor medida, del neerlandés o danés.

No obstante, se comprueba que hay emisores que todavía no se han recuperado con respecto al mismo periodo de 2019, como Alemania (-21,3 %), Irlanda (-13,4%), Francia (-11,7 %), o Reino Unido (-6,5 %), aunque "todo indica que en los próximos meses se llegará a unos flujos turísticos parecidos a los de prepandemia", según Turismo Costa del Sol.