EFEMálaga

La Mesa del Turismo de España ha advertido este miércoles de la situación de "desventaja competitiva y agravio comparativo" en la que se encuentra Málaga como consecuencia del "empeoramiento" del servicio en la ruta del AVE Madrid-Málaga que presta Renfe.

La asociación empresarial ha denunciado en un comunicado el "recorte" en la capacidad ofertada, que cifra de catorce frecuencias diarias a nueve, así como al "notable encarecimiento" de las tarifas, agravado por la circunstancia de que Málaga no dispone del operador de bajo coste Avlo.

Sostiene que este "descuido del servicio a Málaga viene de lejos", pues la comparativa entre 2016 y 2019 en la evolución del número de viajeros anual revela que la ruta a Málaga -la cuarta a nivel nacional- ganó 248.000 viajeros, mientras que las tres primeras experimentaron un aumento promedio superior a 420.000 pasajeros en ese periodo.

El presidente de la Mesa del Turismo, Juan Molas, ha recalcado que Málaga es "un núcleo urbano de dinámico crecimiento económico y empresarial y el corazón de la Costa del Sol, uno de los principales destinos turísticos españoles".

Molas ha lamentado que Renfe está desatendiendo incomprensiblemente la demanda creciente de los viajeros y coartando el potencial de desarrollo de la propia ciudad de Málaga".

La Mesa del Turismo se suma así a las quejas expresadas por la Confederación de Empresarios de Málaga o la Diputación malagueña, cuyo presidente, Francisco Salado, ha solicitado a la ministra de Transporte, Raquel Sánchez, el restablecimiento de las frecuencias anteriores a la pandemia y la recuperación de tarifas competitivas respecto al avión.

El pasado lunes, el presidente de Renfe, Isaías Taboas, anunció durante un acto en la localidad malagueña de Torremolinos la reposición el próximo día 15 de uno de los trenes de alta velocidad suprimidos de la conexión Málaga-Madrid.

Aseguró que la relación entre ambas ciudades pasará a contar a partir de ese día con once servicios diarios de los trece que, según Renfe, tenía en el verano de 2019.

Aunque admitió que Málaga todavía tendrá una menor oferta de la disponible antes de la pandemia, negó que sea discriminada respecto a otras ciudades y esgrimió la falta de nuevos trenes, pese a la apertura de nuevas líneas en España, entre los motivos por los que no se recuperan la totalidad de frecuencias.