EFEMálaga

La patronal hotelera de la Costa del Sol (Aehcos) considera que la "exitosa" campaña de vacunación en el Reino Unido es "una oportunidad" para el destino, pero avisa de que "debe ir acompañada de una buena evolución" de la pandemia en España y, en particular, en Andalucía.

Los hoteleros apuntan como "claves" el ritmo de vacunación y el control de los contagios cada 100.000 habitantes en nuestro país para la reactivación del turismo británico, el principal emisor internacional de viajeros hacia la Costa del Sol.

Todo parece indicar, según Aehcos, que las medidas que el Gobierno británico dispondrá el próximo 12 de abril estarán basadas en un sistema de semáforo cuya variación dependerá de los citados factores de vacunación y contagios.

De esta manera, a partir del 17 de mayo los que viajen a países en "verde" no tendrán que hacer cuarentena a su regreso al Reino Unido, pero sí en caso de un territorio en "amarillo", mientras que aquellos que hayan estado en un destino en "rojo" deberán cumplir un periodo de aislamiento en diez días.

"La demanda potencial de británicos la tenemos, la clave para que el verano funcione está en conseguir buenos resultados en los 'exámenes de junio'", ha señalado en un comunicado el colectivo, que sostiene que el aumento de la demanda permitirá la reactivación de la conectividad aérea.

"Todo lo que trabajemos para no ser percibidos como un destino de riesgo redundará en la recuperación del mercado británico, pero todo pasa por aumentar el ritmo de la vacunación y bajar el índice de contagios, no hay otra", sostienen los empresarios.

Asimismo, consideran que están "obligados a hacer todo el 'lobby' necesario" a través del Gobierno central para que en el corto plazo Andalucía y el aeropuerto de Málaga en particular logren un corredor verde con el Reino Unido y para que en el medio plazo, los condicionantes a los movimientos de ciudadanos británicos a España se "flexibilicen".

La asociación incide en la importancia del Reino Unido para la Costa del Sol, que se refleja en que en 2019 tres de cada diez pasajeros que llegaban al aeropuerto de Málaga eran británicos.

En concreto, ese año llegaron a Málaga 2,93 millones de pasajeros procedentes de Reino Unido, lo que supuso un aumento del 2,4 por ciento respecto al año anterior y un crecimiento acumulado del 24,7 por ciento respecto al 2015, según datos de Aena.

En cuanto al alojamiento, dos de cada tres viajeros hoteleros británicos alojados en Andalucía durante 2019 eligieron Málaga para su estancia.

Respecto a las consecuencias del "brexit" sobre el turismo, Aehcos indica que "solo una fuerte devaluación de la libra" podría afectar al sector, en la medida que "los precios al cambio del euro se elevarían".

Por otro lado, apunta que la economía británica se ha visto, como otras, "impactada por la crisis covid", y es previsible por tanto que ello afecte al PIB y "genere desconfianza en el consumidor".

No obstante, los hoteleros se muestran esperanzados en que los británicos "están deseosos de retomar sus vacaciones después de tanto tiempo de confinamiento y de restricciones a los viajes", por lo que la recuperación del mercado para Andalucía depende "esencialmente" de que se controle eficazmente la evolución de la pandemia.