EFEMálaga

Tras un buen verano para el turismo en Andalucía, los hoteles andaluces se encaminan hacia un nuevo récord de estancias al cierre de 2019, año que entra en su recta final con algunas amenazas sobre la evolución del sector como el "brexit" o la las repercusiones del cierre del turoperador Thomas Cook.

Las previsiones de la Junta señalan que los hoteles registrarán en noviembre una subida del 3 por ciento en las estancias, hasta situar el acumulado del año en una cifra próxima al balance de 2018, con lo que todo apunta a que al cierre de 2019 se batirá el récord anual de pernoctaciones.

Entre enero y noviembre de este año, los establecimientos hoteleros de la comunidad contabilizarán 52,8 millones de pernoctaciones, lo que supone un incremento de 1.985.000 noches (3,9%) respecto al mismo periodo de 2018.

En términos absolutos, el aumento de estancias equivale al total de pernoctaciones registrado por los hoteles de la provincia de Málaga el pasado mayo, según los datos consultados por Efe en el INE.

El acumulado de los once meses se aproximaría a los 53,2 millones de estancias hoteleras con que se cerró 2018 -el récord de la serie estadística-, un dato que previsiblemente se superará en 2019, ya que en diciembre del pasado año se contabilizaron 2.392.356 noches.

De igualar dicho resultado el próximo mes, Andalucía cerraría 2019 con el resultado histórico de 55,2 millones de estancias hoteleras.

Málaga, con 19,5 millones de estancias hasta noviembre (el 37 por ciento del total andaluz) se mantiene como el motor turístico de Andalucía, con un aumento de 523.000 (+2,7%) respecto al mismo periodo del pasado año, seguida de Cádiz, con 7,8 millones y un crecimiento de 356.000 noches (+4,7%).

Le sigue Sevilla, con 6,8 millones de pernoctaciones en los once meses analizados, lo que supone 470.000 más (7,4%) y protagoniza el mayor incremento relativo; Granada, con 6,1 millones, 348.000 más (6%); Almería, con 5,3 millones, 66.000 menos (-1,2%); Huelva, con 4,2 millones, 248.000 más (+6,2%); Córdoba, con 1.930.000 estancias, 121.000 más (6,7&) y Jaén, con 887.000, 15.000 menos (-1,7%).

El informe del Sistema de Análisis y Estadísticas del Turismo en Andalucía (Saeta) indica que la ocupación también crecerá entre enero y noviembre 1,7 puntos, hasta situarse en una media del 58 por ciento, que superarán las provincias de Málaga (65) y Sevilla (64).

En cuanto a los datos referidos únicamente a noviembre, la Junta prevé que los hoteles andaluces sumen 2.832.000 estancias (+3%), con aumentos en todas las provincias a excepción de Almería, Huelva y Jaén, mientras que la ocupación crecerá un punto hasta el 46 por ciento, que rebasarán Sevilla (60), Málaga (51) y Granada (49).

Estos datos afianzan en el inicio de la temporada baja la tendencia al alza del pasado verano, caracterizado por un extraordinario comportamiento del turismo nacional, que tiene a Andalucía como su destino favorito de vacaciones.

Pese a las cifras de crecimiento, en el horizonte aparecen algunas amenazas para la evolución del turismo como el "brexit", la recuperación de los países del Mediterráneo, la ralentización de la economía o la quiebra del turoperador Thomas Cook.

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Juan Marín, dijo hace unas semanas que la Consejería de Turismo "no olvida algunas sombras" que se ciernen sobre el sector, y anunció que el Plan de Acción 2020 será "capaz de adaptarse a todos los cambios que se producen".