EFESevilla

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Juan Marín, ha asegurado este miércoles que es "muy probable" que a mitad de junio el número de reservas permitan tener un verano "muy esperanzador" y "más optimista de lo que inicialmente se podía prever" para este sector por la crisis del coronavirus.

En la rueda de prensa telemática que ha ofrecido tras la reunión del gabinete de crisis de la Junta, Marín ha señalado que los datos que baraja este departamento son las previsiones que llegan desde agencias de viaje y turoperadores, que sitúan ya en un 60 % las reservas en julio y en un 75 % en agosto en Andalucía.

"Hay un interés muy especial de todo el mundo de intentar evadirse este verano", ha dicho el consejero de Turismo, que ha añadido que los mercados internacionales siguen "muy activos" y que las aerolíneas "van a empezar a recuperar vuelos en junio para en julio volver a una posición de relativa normalidad".

Ha asegurado que el verano va a ser "muy competitivo" y que en las últimas semanas se ha producido un incremento importante de reservas de "sol y playa", que se pueden acrecentar cuando se compruebe que la actividad en las playas vaya retomando la normalidad y se conviertan en "un reclamo turístico importante".

"Todo esto nos lleva a pensar que es muy probable que a mitad de junio tengamos reservas que permitan tener un verano muy esperanzador y más optimista de lo que inicialmente se podía prever", ha señalado.

Marín ha anunciado además que a partir de la próxima semana las empresas turísticas podrán solicitar el distintivo gratuito y voluntario "Andalucía Segura", disponible desde el lunes para las compañías que ya estén inscritas en el Registro Turístico de Actividades.

"Es un valor añadido a nuestras empresas y un reconocimiento a su profesionalidad y a su capacidad para adaptarse a estas nuevas circunstancias", ha dicho Marín, que ha presentado la guía general del sello que recoge todas las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Gobierno de la nación.

Una vez dentro del registro, habrá que firmar una declaración responsable de que las empresas cumplen con todos los requisitos recogidos en la guía para su actividad concreta, tras lo cual el distintivo será entregado de forma digital con su propio código QR para que lo puedan adaptar al formato que deseen.

Marín ha detallado que en la guía aparecen las normas para cada uno de los segmentos, incluidos la hostelería y las playas, aunque no entran en las competencias directas de la Consejería de Turismo, por lo que en este último caso serán los ayuntamientos quienes podrán solicitarlo.