EFESevilla

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Juan Marín, se ha mostrado este miércoles convencido de que el verano va a ser "bueno" para el sector turístico en la comunidad y ha recordado que el año pasado no había vacunas y la temporada estival pudo ser "bastante normalizada".

En declaraciones a los periodistas ha mostrado su deseo de que el ritmo de vacunación "se pudiera acelerar" pero ha resaltado que "eso no depende ni del Gobierno de España ni del de Andalucía, depende de que se nos puedan suministrar más viales".

"Si pudiéramos acelerar la inmunidad mucho mejor", ha dicho Marín, que ha pedido al Gobierno de España que "exija que recibamos muchas más vacunas" y ha calculado que, con las previsiones actuales, a finales de junio podría haber en torno a un cincuenta por ciento de la población inmunizada.

Por ello ha pedido "ser prudentes y aplicar el sentido común, porque se va en la buena dirección".

En cuanto a las restricciones vigentes en Andalucía y ante la reunión del comité de expertos de esta tarde, el vicepresidente ha señalado que "en este momento no se plantea ningún cambio" y que la evolución de la pandemia muestra que hay "un cierto repunte", aunque "no tan explosivo como en la tercera ola".

Marín ha pedido también prudencia en relación con el final del estado de alarma, previsto para el 9 de mayo, y ha mostrado su confianza en que no sea necesario prorrogarlo, aunque ha opinado que "si lo fuera porque la situación sanitaria cambie, todas las fuerzas políticas apoyarían cualquier decisión para salvar vidas".