EFESevilla

La necesidad de regular el sistema de gestión de billetes de las compañías aéreas que operan en Europa es una de las preocupaciones del sector de las agencias de viaje, reunido en Sevilla en el V Congreso de la Confederación Española que las agrupa (CEAV), a la espera de que la Comisión Europea apruebe un nuevo marco regulador.

Así lo ha explicado a Efe la directora general de Aviación Regional Europea (ERA), Montserrat Barriga, tras intervenir en la mesa redonda ‘Retos clave en el Mercado de la distribución de billetes aéreos’, en la que se ha analizado este mercado, para el que reclaman una regulación para no favorecer, como hasta ahora, a las grandes compañías.

Barriga ha detallado que “el momento actual es importante” y se puede llegar a una regulación de las CRS (Central Reservations System), o nuevos entrantes de reservas como “los metabuscadores, Google, agencias online o Sky Scanner”, entre otros, siempre intentando, entre otras cosas, que el cliente no pague un sobrecoste por servicios que contrata posteriormente como complemento al viaje.

Y es que, “hay compañías que consiguen ingresos secundarios por venta, por ejemplo, de un asiento concreto o un bocadillo que puedes comprar con antelación, o incluso la facturación adelantada del viaje”, por lo que ha reclamado "transparencia en el mercado, que haya neutralidad, para que toda la oferta disponible para un consumidor esté disponible a través de todos los canales igualmente.

“ERA está a favor de una regulación actualizada del Código de Conducta de CRS que refleje el nuevo entorno de competencia del mercado de billetes de distribución de aerolíneas, porque un código de conducta revisado es un instrumento fundamental para que la Comisión garantice que el mercado de la aviación siga siendo competitivo, lo que brinda a las pequeñas aerolíneas la oportunidad de competir por los méritos de su oferta y servicios con grandes grupos”, ha explicado.

Asimismo, respalda plenamente los principios en torno a los cuales ha crecido el mercado de distribución de líneas aéreas, como “igualdad de condiciones, competencia leal y transparencia, y estos deben continuar siendo protegidos”, por lo que ha hecho “un llamamiento a la Comisión Europea para que establezca reglas y obligaciones claras y que todos los actores del mercado corrijan las fallas del mercado que resultan de posiciones competitivas ventajosas”.

Para ello, "se deben aplicar reglas y obligaciones similares establecidas en el nuevo código a todos los competidores en el mercado de boletos de distribución de aerolíneas, incluidos los GDS, gatekeepers, CRS de aerolíneas y motores de reserva por internet, plataformas de distribución de alianzas de aerolíneas y grupos, meta motores de búsqueda y otros”.

Para Montserrat Barriga, la distribución del contenido de la aerolínea a través de intermediarios a los clientes “debe proporcionarse de manera transparente y justa”, ya que las prácticas discriminatorias del contenido de la aerolínea erosionan la elección del consumidor y la competencia leal y deberían prohibirse.

Además, pone el acento en que las pequeñas compañías son imprescindibles para garantizar el tráfico aéreo con calidad, porque son las responsables de que se enlacen con aeropuertos de menor importancia y los enlaces estén garantizados.

Barriga confía en que este asunto sea tratado por el área de Transportes de la Comisión Europea cuanto antes, una vez que se estabilicen, entre otros, los nuevos nombramientos de los comisarios.