EFEGranada

La estación de esquí de Sierra Nevada ha cerrado este lunes con 37.600 esquiadores uno de los mejores puentes festivos de su historia, en el que ha recibido a 7.460 visitantes que usaron los medios mecánicos sin esquiar y a 5.400 usuarios de las actividades en el complejo Mirlo Blanco y Borreguiles.

Según ha informado Cetursa, la empresa pública que gestiona la estación, estas cifras suponen 5.000 esquiadores más que la media histórica calculada sobre cinco días de este periodo de diciembre, en el que el buen tiempo y las condiciones de nieve han sido claves en este buen registro de usuarios.

Sierra Nevada llegó al 5 de diciembre con una superficie esquiable de 40 kilómetros y amplió la oferta a los siguientes días hasta 62 kilómetros con la apertura de las zonas de Loma de Dílar y Laguna de las Yeguas.

La media de ocupación hotelera de la estación estos días ha sido del 77 %, algo menos en los establecimientos situados en la carretera de acceso a Sierra Nevada.

Para mejorar el acceso a pistas y la fluidez en el área esquiable, Sierra Nevada amplio por la tarde el horario de venta anticipada de gorda it en taquillas y cajeros, y abrió los telecabinas de acceso a Borreguiles media hora antes del horario habitual.

Durante este periodo la estación granadina estrenó la actividad de esquí nocturno con 350 esquiadores en la noche del pasado sábado e inauguró el ‘Tap san Miguel’ en Montebajo para degustar cervezas del mundo.